EnzinaSe tiende a pensar en la edad media como un tiempo en que la religión, la monarquía y todos los poderes establecidos eran aceptados sin discusión como inevitables. Quizás fuera cierto de alguna manera, pero tambien queda claro que el comportamiento de la gente distaba mucho de ser sumiso y no faltaban las protestas y el derecho al pataleo que no pocas veces acarreaban castigos ejemplares en forma de multas, encarcelamientos  y marginación.

Una prueba clara de ello lo tenemos en muchas canciones del  Cancionero de Palacio, en las que se aprecia  un sentir popular muy ajeno a la moral cristiana oficialmente aceptada. Hoy en concreto podemos referirnos  a modo de ejemplo a la obra de Juan del Encina  “Hoy comamos y bebamos”.

Ya en el mismo cancionero hay otra canción en que se abunda en el mismo tema. Se trata de la catalogada con el número 427 que reproducimos en la transcripción semifacsímil del catálogo de Dutton (número 4071) :

Comer i beber
haſta rrebentar
deſpues ayunar
ayamos plazer
en ſant antruejo
pues no ay Regozijo
do falta comer
comer y beber
[hasta rrebentar
despues ayunar]
comamos tocino
por ſan garganton
ques gran devocion
hartarnos de vino
para tal camino
conviene tragar
deſpues ayunar

Se ve claramente la relación con  nuestro “Hoy comamos” que reproducimos según el número 3735 de Dutton:

Oy comamos y bevamos
y cantemos y holguemos
que mañana ayunaremos.
Por onrra de ſantantruejo
paremonos oy bien anchos
embutamos eſtos panchos
recalquemos el pellejo:
que coſtumbre es de concejo
que todos oy nos hartemos
que mañana ayunaremos.
Onrremos a tan buen ſanto
porque en hambre nos acorra
comamos a calca porra
que mañana ay gran quebranto:
comamos bevamos tanto
haſta que nos rebentemos
que mañana ayunaremos.
Beve bras mas tu beneyto
beva pedruelo y lloriente
beve tu primera mente
quitar nos has deſſe preyto:
en bever bien me deleyto
daca daca beveremos
que mañana ayunaremos.
Tomemos oy gaſajado
que mañana vien la muerte
bevamos comamos huerte
vamonos carra el ganado:
no perderemos bocado
que comiendo nos yremos
y mañana ayunaremos.

Si algo queda claro en ambas citas es que la aceptación del ayuno cuaresmal no se hacía sin discusión ni protesta. El desquite de atracarse previo al ayuno es buena prueba de ello.

Existe sobre este tema una versión teatral de Juan del Encina en forma de égloga y que incluye al final esta canción. Está transcrita y anotada en http://encina-encounter.wikispaces.com/Egloga+anotada

y es fundamental para entender correctamente la letra de la obra.

Podemos señalar especialmente el inexistente santo Antruejo, derivado del latín introitus, entrada. De esta forma en diminutivo, introitulus, deriva el jocoso Antruejo, que se refiere a los tres días anteriores a la cuaresma, conocidos con el nombre de carnestolendas.

Calcar es apretar fuertemente con el pie, A calca porra es “a más no poder, como quien atiborra a alguien apretando con una porra”,  Panchos es la panza. Daca es “trae”, Carra es “hacia”, Ganado es “gente”.

Siempre que ensayamos esta canción nos planteamos el asunto de la pronunciación. Al margen de permitirnos lícitamente la pronunciación actual castellana lo mismo que hacemos con las letras sudamericanas o andaluzas, podemos también ser conscientes de la pronunciación histórica de esta obra. Para ello disponemos de la Gramática de la lengua castellana de Nebrija, que trata el tema en su capítulo V.

Mejor quizás podríamos acudir a http://morflog.hypotheses.org/272 en donde se hace referencia a estos tres vídeos con textos del siglo XV pronunciados correctamente:

https://www.youtube.com/watch?v=RiiWWU_BErA&context=C36b7d94ADOEgsToPDskKCxJ8KX7hnOrsqN2Ju_k5M

https://www.youtube.com/watch?v=6uBF1zR9HZ0&context=C35aa301ADOEgsToPDskJ050oQWHs0EKqrzsrafD3c

y

https://www.youtube.com/watch?v=dIodQtBYUJs&context=C3a44095ADOEgsToPDskJiw2skT-40hd5Kff_F87PD

Finalmente podemos escuchar dos versiones de esta obra:

La versión con instrumentos del grupo Hesperion XX de JordiSavall es muy buena

El conjunto Orphenyca Lyra tiene un concierto con música en la corte de Carlos V con un impresionante director y no menos impresionantes solistas (Nuria Rial, soprano y Carlos Mena, contratenor) que interpretan como propina (minuto 1h 04min 30 seg) el “Hoy comamos”.

La verdad es que merece la pena escuchar canciones conocidas en todo el concierto y a los instrumentistas, especialmente al director y solista de vihuela, José Miguel Moreno:

 

 

Anuncios