imagesMuchas son las connotaciones que poseen  las palabras popular, folclore, regional, nacional, tradicional o todas aquellas que se refieren dentro del campo de la música a canciones basadas en temas propios de una región. A veces da miedo internarse en estos temas en que las peculiaridades de una zona se agigantan para contraponerlas a las de otras de las que quieren diferenciarse o liberarse. Todos los nacionalismos y regionalismos alientan el peligro de desvirtuar la universalidad de un lenguaje que, como el musical, debería ser más lazo de unión y comunicación que signo de bandería o discriminación. La historia es triste testigo de guerras e injusticias cometidas por grupos nacionales o religiosos que, transformados en fanáticos, acaban confundiendo defensas con ataques y el “dar la vida por” con el “matar por”.

images (5)A pesar de todo ese peligro, lo cierto es que cuando una coral como la nuestra se plantea aprender un repertorio y guardarlo para su interpretación ante públicos variados y, como tales, dotados  de muy diversas sensibilidades, no puede dejar de lado esos aspectos musicales propios de países, regiones o naciones siempre tan propensos a dejar bien claras sus peculiaridades en el contexto de todas los demás. Para nosotros es útil, al mismo tiempo que respetamos el idioma o el habla en que tales canciones se gestaron, manifestar esas diferencias como vía de respeto y consideración a cuanto la sabiduría popular o las propias costumbres locales pueden aportar al enriquecimiento de quienes las estudiamos y transmitimos. No en vano la cultura popular, el folclore, es una fuente incesante de sabiduría por cauces diferentes a los oficiales, tantas veces marginadores de estratos sociales olvidados.

Por todo ello, estamos convencidos de que la gran cantidad de canciones populares y regionales que tenemos en nuestro repertorio, son más fuente de cultura enriquecedora que de bandería nacionalista: lo mismo nos hacemos eco de canciones recogidas a partir de tradiciones ancestrales que de recopilaciones contenidas en antiguos cancioneros o recogemos igualmente temas transmitidosimages (1) en una zona que otros tomados de otra colindante. Para nosotros todo eso es digno de respeto y contenido básico de esa cultura que contribuye a hacernos a todos tanto más humanos cuanto más abiertos a quienes nos rodean.

Hemos aprendido un número considerable de canciones populares, no solo españolas (interpretadas en los idiomas y hablas propios de cada una de ellas) sino de otras europeas y americanas cargadas de historia y cultura de cada lugar en que se han escrito e interpretado. Por encima, y sin pretender ser exhaustivos, hemos contabilizado, solo de los archivos de aprendizaje, entre temas cultos y populares, unas setenta y una españolas, veinte sudamericanas, noventa europeas y veinte norteamericanas. Hemos cantado letras en quince idiomas y hemos cubierto el espacio histórico de ocho siglos. Hemos intervenido en certámenes de música popular en Colmenar de Oreja, hemos disfrutado en La Granja con grupos tradicionales como el de La Berza, hemos recurrido en las más diversas ocasiones a la bandurrias, guitarras y percusión para interpretar canciones tradicionales antiguas y actuales , hemos recogido en nuestras recopilaciones de zarzuela gran cantidad de música y ambientes populares, hemos interpretado melodías tomadas de bandas sonoras de películas…

Basta con entrar en cualquiera de las setentaytantas grabaciones que conservamos de nuestras actuaciones para verificar nuestro acogimiento de las más diversas tradiciones populares a lo largo del ancho mundo.

images (7)En fin, que día a día nos adherimos al convencimiento de cuanto hemos expresado en las líneas anteriores. La verdad es que no pretendemos, ni mucho menos, destacarnos con respecto a tantas otras corales que nos superan en repertorio y en calidad, pero sí hacernos conscientes de que no somos ajenos a la cultura tanto popular como la de máxima categoría (considerada habitualmente como culta, valga la redundancia) que convierte nuestra afición en un foco de luz con pretensiones de contribuir a un mayor hermanamiento de todos los pueblos a partir de la música coral.

Anuncios