page7-250px-Follas_novas_1880_Rosalía_Castro_de_Murguía.pdfAntes de hablar de esta partitura “Negra sombra” que retomamos para nuestra “Primavera de la Música” resulta ambientador escuchar:

Bella esta interpretación del Orfeón Donostiarra:

Y esta del coro minero de Turón

Una curiosa información se encuentra en un comentario de Luis Román en el primer video:

“No es muy conocido el hecho de que Rosalía se inspiró para el “Negra Sombra” en un poema del poeta compostelano Aurelio Aguirre (1833- 1858) , (véase también http://www.abc.es/local-galicia/20130501/abci-tesoro-inedito-aurelio-aguirre-201305011453.html) escrito bastantes años antes, “El murmullo de las olas”. Puede verse que prácticamente todos los elementos poéticos de “Negra Sombra” están presentes en el poema de Aurelio Aguirre:

Dime tú, ser misterioso
que en mi ser oculto moras
sin que adivinar consiga
si eres realidad o sombra
ángel, mujer o delirio
que, bajo distintas formas
a mis ojos te apareces
con la noche y con la aurora
y a todas partes me sigues
solícita y cariñosa
y en todas partes me buscas
y en todas partes me nombras
y estás conmigo si velo
y si duermo, en mi reposas
y si suspiro, suspiras
y si, triste lloro, lloras
¡Oh!… Dímelo, tú lo sabes…

AurelioAguirre_4En Wikipedia se puede leer:

Negra sombra

Uno de los poemas más famosos del libro es Negra sombra, donde muestra nuevamente su pesimismo y su temor a la muerte, con un lirismo de una extraordinaria sensibilidad. Este poema fue musicalizado por Juan Montes, que creó una melodía de estilo alalá que intensificaba notablemente el sentimiento expresado en el poema, creando uno de los más bellos cantos de la música popular gallega. La canción fue presentada por primera vez en el Gran Teatro de La Habana en 1892, y desde entonces se ha convertido en una obra emblemática del folklore gallego. Una versión realizada en 1996 por Carlos Núñez, con la voz de Luz Casal, fue incluida en la banda sonora de la película Mar adentro (2005), de Alejandro Amenábar.

En 1892, y como parte de la celebración del cuarto centenario del Descubrimiento, la sociedad gallega Aires d’a Miña Terra de La Habana convoca un certamen musical. Montes presenta la Fantasía para gran orquesta. El premio, Medalla de Oro y cien pesos de oro, se conoce en septiempre de 1893 y se concede a Montes. Esta fantasía contiene la balada Negra sombra como uno de sus movimientos. Respecto a Negra sombra, su materia temático es recogido por Montes y pertenece a la tradición musical del Incio (Lugo). Se trata de un alalá que posteriormente recogerá el Cancionero Musical de Galicia de Casto Sampedro.”

Follas_novas_1880_Rosalía_Castro_de_Murguía.pdf AurelioAguirre_poesiasselectas 250px-Rosalia_de_Castro_-_Follas_Novas_-_1880_-_title_pageEn “Biblioteca galega” se puede leer el libro completo Follas Novas con este poema:

Es útil leer https://gl.wikipedia.org/wiki/Xo%C3%A1n_Montes sobre el autor de la partitura.

Muchas interpretaciones se han dado al significado de esa “Negra sombra”. Nuestro compañero Antonio nos habló, incluso de un oscuro amor de la autora a un sacerdote. Puede leerse un completo estudio en http://www.letralia.com/245/ensayo01.htm .

Éste es el texto original y su traducción al castellano:

Cando penso que te fuches,
negra sombra que me asombras,
ó pe dos meus cabezales
tornas facéndome mofa.
Cando maxino que es ida
no mesmo sol te me amostras
i eres a estrela que brila
i eres o vento que zoa.

Si cantan, es ti que cantas;
si choran, es ti que choras
i es o marmurio do río
i es a noite, i es a aurora.

En todo estás e ti es todo
pra min i en min mesma moras,
nin me abandonarás nunca,
sombra que sempre me asombras.

Cuando pienso que te fuiste,
negra sombra que me asombras,
al pie de mi cabecera,
tornas haciéndome mofa.Si imagino que te has ido,
en el mismo sol te asomas,
y eres la estrella que brilla
y eres el viento que sopla.

Si cantan, tú eres quien canta;
si lloran, tú eres quien llora;
y eres murmullo del río
y eres la noche y la aurora.

En todo estás y eres todo
para mí, en mí misma moras,
ni me abandonarás nunca,
sombra que siempre me asombras.

Follas novas, 1880

Comoquiera que sea, lo cierto es que nos enfrentamos a una impresionante partitura sobre un bellísimo poema. Trataremos de estar a la altura que se merece tan gran obra.

Anuncios