No son pocas las veces que hemos cantado obras corales de Bach. Cada vez que lo hemos hecho no hemos podido evitar la admiración por este fecundo compositor tan capaz de exaltar como de aquietar.

Hemos de confesar nuestra propensión a pacificarnos internamente cuando el día amenaza tormenta. Sin ir más lejos, hoy hemos cerrado ante de nada todas las puertas al ruido y nos hemos sumido en paz en esto:

Quizás no sea la música enardecedora que podría lanzarnos a la acción inasequible al desaliento, pero sí la que nos adentra en una intimidad reconfortante que nos reconcilia con nuestras limitaciones y nos dice sin engaño lo poco o lo mucho que somos y podemos.

Luego pasamos a Heitor Villalobos con su lectura de Bach en la Baquiana quinta para ocho violonchelos y la voz sola de Barbara Hendricks cantando el poema de  Ruth Valadares Corrêa que traducimos conservando apenas la rima:

Tarde uma nuvem rósea lenta e transparente. Enrojece la tarde una nube lenta y transparente.
Sobre o espaço, sonhadora e bela! Sobre el espacio, soñadora y bella,
Surge no infinito a lua docemente, Surge en el infinito la luna dulcemente.
Enfeitando a tarde, qual meiga donzela embelleciendo la tarde cual dulce doncella
Que se apresta e a linda sonhadoramente, que se apresta, y linda soñadoramente,
Em anseios d’alma para ficar bela en anhelos del alma para quedar bella,
Grita ao céu e a terra toda a natureza! grita al cielo y tierra toda la naturaleza.
Cala a passarada aos seus tristes queixumes Callan los pájaros sus tristes quejas
E reflete o mar toda a sua riqueza… y el mar refleja toda su riqueza…
Suave a luz da lua desperta agora Despierta suave la luz de la luna ahora
A cruel saudade que ri e chora! la nostalgia cruel que rie y llora
Tarde uma nuvem rósea lenta e transparente. Enrojece la tarde una nube lenta y transparente.
Sobre o espaço, sonhadora e bela! Sobre el espacio, soñadora y bella.

Se puede seguir la misma obra con la letra al lado en:

https://www.letras.com/barbara-hendricks/1185952/

Anuncios