Una vez más nos hemos adentrado en esa actividad que aúna el compañerismo, la solidaridad, el afecto y todo el vasto mundo espiritual abarcado por cuanto significa la expresión “acompañar en el sentimiento”. Es ley de vida la marcha definitiva. Pero también es ley de fortuna el hacerlo tras un vasto escenario de días plenos y dilatados.

Ayer acompañamos con nuestra música el sentimiento de otro compañero de la cuerda de bajos que despedía la vida transitoria de su madre para reemplazarla por la definitiva del recuerdo agradecido. Como siempre, nos volcamos en las melodías corales que nos hablaban del paso a lo inconmensurable y del consuelo de lo dignamente completado.

Este fue nuestro repertorio y el lugar en que cantamos:

 

CORAL CIUDAD DE LOS POETAS

Directora: Victoria Marchante

Organista: Antonio Moreno

 Iglesia parroquial de San Francisco de Sales

Colegio Salesiano de Estrecho

Calle Francos Rodríguez, 5. Madrid

 

Jueves 12 de mayo de 2016 a las 20,00 horas 

Misa en memoria de Dª. Aurora de Prada Pérez

 

Entrada: Stabat Mater (Z. Kodaly)

Lecturas: Signore delle cime (G. de Marzi)

Ofertorio: Ave María (T. L. de Victoria)

Sanctus: Sanctus (Ch. Gounod )

Consagración: Adagio (solo órgano) (T. Albinioni)

Rito de la Paz: Da pacem Domine (M. Franck)

Comunión: Ave Verum (W. A. Mozart)

Pésame: Coral Cantata 147 (J.S.Bach)

 

 

 

Iglesia parroquial de San Francisco de Sales

Calle Francos Rodríguez, 3 y 5 c/v a Goiri. Madrid

Arquitecto: Joaquín Saldaña López : 1925 (Proyecto) 1926-1931 (Obras)

Edificio declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento desde el año 1996

Iglesia salesianos

Forma parte del Colegio Salesiano de San Juan Bautista, más conocido como los Salesianos de Estrecho. Se trata de un edificio exento. Su disposición es diagonal en relación al ángulo formado por las dos calles, situándose en primer término la torre-campanario que sirve de acceso. Su planta se estructura mediante un enorme espacio octogonal, de 45 metros de largo por 40 metros de ancho, cubierto por una cúpula semiesférica con linterna, gracias a la cual el templo alcanza 40 metros de altura, coronada por una cruz de hierro forjado, de características brunelesquianas – que es por su tamaño la segunda de Madrid tras la de San Francisco el Grande- al que se adosan tres ábsides semicirculares formando los brazos menores de una cruz latina, mientras que el cuarto brazo se adelanta hacia la portada, rematado por la torre-campanario centrada sobre la misma, que debió haber llevado una flecha de hierro revestida de pizarra, y que se acompaña por dos torreones menores de planta octogonal coronados por cúpulas de casquete.

Cúpula salesianos

Construido en ladrillo visto, el templo es obra del arquitecto Joaquín Saldaña y López, quien comenzó a construirlo en 1926, concluyéndose en 1931. Alejado de sus líneas estilísticas habituales, de refinado gusto francés, hace aquí Saldaña una obra de carácter historicista -con estructura de hierro, grandes fábricas de ladrillo y motivos decorativos neorrománicos, que sin perseguir una presencia monumental, alcanza un gran valor urbano. La cúpula central está revestida por un mosaico de inspiración bizantina, representando a los santos salesianos y fundadores españoles, obra, del año 1965, del ceramista y muralista Santiago Padrós.

 

Anuncios