Antes de poder hablar de esta bellísima canción tradicional, procedente de la región alpina del sudoeste francés, sería necesario imaginarnos en medio de las montañas, de los antiguos volcanes, de los verdes pastos y de los ríos encajonados en sus profundas grietas. Habría que pensar también en un pastor separado de su pastora por uno de esos casi infranqueables cursos de agua y soñar en un poema parecido a este:

Pastores de un amor casi imposible
por la culpa de un río infranqueable
dejan al aire en canto sus amores.
Y es que hay veces en las que la palabra
es la única manera de abrazarse.

Y luego escuchar, concentrados en un silencio absoluto, esta melodía cantada por Netania Davrath, con la Royal Philharmonic Orchestra dirigida por Antonio de Almeida

En ella con un estribillo basado en la palabra Baïlèro, Pastor, se escucha esta letra en su idioma occitano original:

“Pastré, dè dèlaï l’aïo, as gaïre deé boun tèms dio lou.
Baïlèro lèro, lèrô lèrô, lèrô lêrô, Baïlèro lô.
È n’aï pa gaïre, edio, tu?
Baïlèro lèro, lèrô lèrô, lèrô lêrô, Baïlèro lô.
Pastré, lou pral faï flour, li cal gorda loun troupel! Dio lou
Baïlèro lèro, lèrô lèrô, lèrô lêrô, Baïlèro lô.
Lérb es pu fin’ ol pral d’oïci!
Baïlèro lèro, lèrô lèrô, lèrô lêrô, Baïlèro lô.
Pastré, couci foraï, en oval io lou bel riou! dio lou
Baïlèro lèro, lèrô lèrô, lèrô lêrô, Baïlèro lô.
Es pèromè té baô Çirca!”

que traducimos así:

“Pastor, al otro lado del agua, difícilmente puedes pasarlo bien.
Canta: Baïlèro lèro, lèrô lèrô, lèrô lêrô, Baïlèro lô.
No, no puedo. Ni tú tampoco.
Canta: Baïlèro lèro, lèrô lèrô, lèrô lêrô, Baïlèro lô.
Pastor, las llanuras florecen. Deberías pasar tu rebaño a este lado.
Canta: Baïlèro lèro, lèrô lèrô, lèrô lêrô, Baïlèro lô.
Pastor, la hierba es más verde en las llanuras de esta parte.
Canta: Baïlèro lèro, lèrô lèrô, lèrô lêrô, Baïlèro lô.
Pastor, la corriente fluye entre nosotros y no puedo cruzarla.
Canta: Baïlèro lèro, lèrô lèrô, lèrô lêrô, Baïlèro lô.
Entonces bajaré yo para llegar hasta ti.
Canta: Baïlèro lèro, lèrô lèrô, lèrô lêrô, Baïlèro lô.

Esta canción fue recogida y musicalizada entre 1923 y 1930 por Marie Joseph Canteloube dentro de un conjunto de once canciones para soprano. Sin duda es la que se ha hecho más famosa.
Posteriormente ha sido adaptada para coro. La versión más conocida es la de Goff Richards que pudimos escuchar el jueves pasado al Coro de la Comunidad de Madrid.

 

 

 

Como más sobria podemos disfrutarla en la adaptación de los King Singers (dos contratenores, un tenor, dos barítonos y un bajo) en

Y, después en esta otra con la versión original de Richards cantada por los Summer Singers, de Minneapolis, Minessota, dirigidos por Vicki Peters:

con la versión al francés, que es la que tenemos nosotros:
Baylèro, baylèro, baylèro, baylèro
“Pâtre, par de la rive, ce n’est pas trés bon temps?” chante baylèro lèro,
lèro, lèro, lèro, lèro, baylèro lô!.
‘Je n’ai pas de tres bon temps’, chante baylèro lèro.
lèro, lèro, lèro, lèro, baylèro lô.
‘Pâtre, comment passer tous les jours par le grand ruisseau?’ chante baylèro lèro.
lèro, lèro, lèro, lèro, baylèro lô.
‘Écoute moi, je viens te chercher,’ baylèro lèro, lèro, lèro, lèro, baylèro lô.
Lèro, lèro, baylèro.
Lèro, lèro, baylèro.

que podemos traducir, dejando el estribillo como está:
“Baylèro, baylèro, baylèro, baylèro.
‘Pastor, allí al otro lado del río, ¿te va todo bien?
Canta: Baylèro lèro, lèro, lèro, lèro, lèro, baylèro lô.
No, no me va bien,
Canta: Baylèro lèro, lèro, lèro, lèro, lèro, baylèro lô.
Pastor, ¿como pasar todos los días por la gran corriente?
Canta: Baylèro lèro, lèro, lèro, lèro, lèro, baylèro lô.
Escúchame voy yo a buscarte.
baylèro lèro, lèro, lèro, lèro, baylèro lô.
Lèro, lèro, baylèro. Lèro, lèro, baylèro.

Merece la pena escuchar, jumto con otras más de las seleccionadas por Canteloube, la versión para soprano de Kiri te Kanawa

y de Victoria de los Ángeles:

y las versiones corales:
de la Camerata Falla:

del coro Iride:

y de la Universitas Padjadjaran Choir:

Sin duda nos encontramos ante una espléndida combinación de tradición y sensibilidad que debería empaparnos en su aprendizaje y en su ejecución.

Anuncios