El día 11 de setiembre nos reencontraremos en un nuevo periodo de ensayos para el próximo curso 2018-19. Nuestra más acuciante tarea será la preparación del concierto del 30 de octubre en el que hemos de participar con la ORCAM en el Auditorio Nacional según lo previsto.

Aprovecharemos no pocas ocasiones de mantener vivo ese propósito durante los próximos meses mediante estas notas que iremos dejando por aquí a disposición de todos.

Será en primer lugar una referencia al autor de la obra objeto de nuestro aprendizaje: la Cantata sobre los Carmina Burana, del compositor y pedagogo musical Karl Orff (1895-1982), muniqués de ascendencia bávara, familiarizado con la música desde los cinco años, en que comenzó a estudiar piano, pero más dedicado a la composición musical que a la interpretación instrumental.

Su dilatada vida fue agitada y controvertida por su presunta colaboración con el régimen nazi, ferviente defensor de sus composiciones, sobre todo de los Carmina Burana. No obstante, el conjunto de su numerosa obra contiene la trilogía Trionfi, en la que, además de Carmina Burana , estaban los Catulii Carmina y El Triunfo de Afrodita, con una variedad y aceptación ampliamente reconocida por encima de cualquier afinidad política.

De toda maneras, lo más esclarecedor de su vida a efectos de su influjo posterior, no son los datos, tantas veces determinados por las circunstancias históricas, que pueden consultarse en Wikipedia, sino la actitud y, la dedicación y el compromiso con una profesión que dejó una huella fecunda tras de sí.

Así leemos en poemas como los de Mario Benedetti:

Quién hubiera dicho
que estos poemas míos
iban a ser
de otros.

O los de Pedro Casaldáliga:

Al final del camino me dirán:
¿Has vivido?
¿Has amado?
Y yo,
sin decir nada,
abriré el corazón lleno de nombres.

Así, efectivamente podemos considerar como fecunda y relevante la obra de Karl Orff por cuanto es la muestra de una música vivida intensamente y trabajada como una contribución a un arte destinado a emocionar con el hallazgo de múltiples recursos dirigidos al corazón de quienes quieran escucharle con ánimo abierto.

A eso sin duda ha de contribuir, como ya hemos experimentando otras veces, la intensa afinidad que nos une a la música coral a través de la siempre afectivamente cercana de la ORCAM.

Anuncios