En natus est Emanuel, Dominus. Una obra de Michael Praetorius.

 

Como mencionábamos en nuestra última entrada, Michael Schultze, conocido como Michael Praetorius, fue un compositor y organista alemán, uno de los más versátiles compositores de su época e influyó en el desarrollo de formas basadas en himnos protestantes.

Nació el 15 de febrero de 1571 en Creuzburg, Alemania y murió el 15 de febrero de 1621, en Wolfenbüttel, Alemania

Además de las dos obras suyas que citábamos: Syntagma Musicum y Therpsichore, publicó Musae Sioniae, de la cual hemos podido localizar una transcripción de 1928 . En su sexta parte se encuentra nuestro “En natus est Emanuel, Dominus” con letra también en alemán. A continuación transcribimos las página significativas de la misma.

Hemos hecho la siguiente traducción al español de la versión que cantamos nosotros:

He aquí que ha nacido Emanuel, el Señor.

El anunciado por Gabriel, el Señor.

El Señor es nuestro Salvador.

 

Está tumbado en el pesebre, el Señor.

Niño admirable, el Señor.

El Señor es nuestro Salvador.

 

Esta luz ha salido hoy, el Señor.

De la Virgen María, el Señor.

El Señor es nuestro Salvador.

 

Sea alabado el Padre, el Hijo, el Señor.

Y el Espíritu Santo, el Señor.

El Señor es nuestro Salvador.

 

 

Como puede verse, a cada verso se le añade “Dominus” (el Señor) y a cada estrofa, el estribillo “Dominus Salvator noster est” (El Señor es nuestro Salvador)

 

Es posible seguir algunas versiones corales de esta obra en YouTube:

Parochies van het IPO:

ProMusicaChoir:

salzmanfhs:

CORO DE SANTA MARÍA DE CANÁ:

the Umbrian Serenades:

 

Sin duda disfrutaremos interpretando esta bella partitura.

Anuncios

Sorprendente Michael Praetorius

No es la primera vez que nuestra Coral canta alguna obra de Michael Praetorius. Ya hace tiempo habíamos tomado su partitura “Es ist ein Ros ersprungen”, pero no habíamos considerado la inmensa personalidad de su autor.

Aprovechando que hoy sí disponemos de estas páginas para hacerlo, hemos consultado datos acerca de su vida y obras a propósito de la partitura que trataremos de montar, “En natus est Emmanuel”. Pero el humilde autor de estas líneas no ha podido evitar caer prisionero del asombro al ver la extensión de las obras de Praetorius y su entregada vida al mundo de la música.

Los primeros datos, naturalmente, los consultamos en Wikipedia:

“Michael Praetorius. Compositor.

Michael Schultze, conocido como Michael Praetorius, fue un compositor y organista alemán, uno de los más versátiles compositores de su época e influyó en el desarrollo de formas basadas en himnos protestantes.

Fecha de nacimiento: 15 de febrero de 1571, Creuzburg, Alemania

Fallecimiento: 15 de febrero de 1621, Wolfenbüttel, Alemania

Padres: Michael Schultheis

Educación: Universidad Europea Viadrina

Libros: Syntagma musicum, MÁS

Géneros: Música antigua, Música clásica”

Pero, a continuación, llevado por una inevitable afición personal a los facsímiles, nos vimos abducidos por la edición escaneada de su obra Terpsichore en “facsimiles in The Royal Library, Copenhague

Y, también, por su obra en tres tomos Syntagma que puede descargarse gratuitamente en:

http://hz.imslp.info/files/imglnks/usimg/0/03/IMSLP278579-PMLP138176-praetorius_syntagma_musicum_1_276941179.pdf

http://hz.imslp.info/files/imglnks/usimg/d/d3/IMSLP278580-PMLP138176-praetorius_syntagma_musicum_2_276943988.pdf

http://hz.imslp.info/files/imglnks/usimg/0/0b/IMSLP278581-PMLP138176-praetorius_syntagma_musicum_3_276946111.pdf

Es evidente que cualquiera que pueda leernos por aquí se sentirá quizás poco movido o incluso rechazado por tales antiguallas tan distantes acaso de nuestra afición musical, pero uno resulta ser un poco esclavo de sus otras aficiones, tal como le inculcó un añorado profesor que al referirse a textos de lenguas clásicas no podía evitar el comenzar escribiendo en la pizarra unos misteriosos signos cuneiformes (era especialista en acádico) relativos al tema con la explicación de que “aunque ustedes no lo entiendan, quizás esos signos antiguos les iluminen sobre las hondas raíces que ocultan otros signos más modernos”.

Cosa que quizás pudiera ser útil –o en todo caso evocador-  cuando un miembro de una coral de aficionados se enfrenta a una partitura antigua de un autor como Michael Praetorius.

Otro día hablaremos más en concreto de ella.

Música culta en zapatillas de la mano de James Rhodes

Si por algo tuviéramos que destacar aquellas anuales recopilaciones musicales de los añorados nostálgicamente Conciertos de Voces para la Paz “Músicos solidarios”, promocionados por el inolvidable, incansable y meritorio Juan Carlos Arnanz, sería, aparte de por su entraña solidaria, por el enfoque desenfadado y cercanísimo de sus interpretaciones musicales que aunaban altura y dignidad con entrega y transparencia al público. Baste con una prueba de ello entre muchísimas otras:

Todo lo anterior viene debido a las sensaciones íntimas provocadas por la lectura del libro de James Rhodes (afincado recientemente en Madrid y entrevistado por Jordi Évole en “Salvados”),  personalmente recomendado por Pedro hace unos días y que merece decididamente la pena:

Título original: Instrumental: A Memoir of Madness, Medication and Music. James Rhodes, 2014. Traducción española de Ismael Attrache (Una maravilla de versión). Editor digital: Titivillus. ePub base r1.2

(Se puede descargar  en formato .mobi:

https://mail.google.com/mail/u/0/h/16c3txibg548a/?view=att&th=15ec318383c97f5d&attid=0.1&disp=attd&safe=1&zw

Y en Pdf:

http://www.beeupload.net/filed/MCKZDEeI/Instrumental+-+James+Rhodes)

Tras leerlo con sumo interés, no hemos podido evitar la escucha de fondo de las Variaciones Goldberg, interpretadas por Glenn Gould, con las que comienza y termina el libro  mientras nos  ponemos a escribir estas líneas.

Es muy recomendable comenzar escuchándole, mientras notamos su atuendo y presentación, por ejemplo, en:

para hacerse una idea de su modo de tocar y de presentarse.

Efectivamente, aunque habrá muchos que consideren la llamada música clásica o música culta como un espacio de altura silenciosa impregnada de profundo respeto casi sagrado que debe escucharse en un campo selectivo y elitista, hay quienes, como Rhodes, entienden que tanto la obra como su intérprete pueden mostrarse cercanos y populares con afán no solo divulgativo sino por las emociones personales que evoca.

No es necesario que nos extendamos más sobre lo anterior. Si alguien lee todo su libro y ve alguno de los innumerables vídeos suyos que se encuentran alojados en YouTube es muy probable que acabe dándonos la razón sobre lo que aquí hemos expuesto.

Aficionados: Un orgullo de apelativo para una coral como la nuestra.

Son innumerables las personas que conservan una afición para sus ratos libres. Casi podríamos decir que son muy pocos  los que pierden el tiempo libre disponible (si es que dicha pérdida de tiempo  no resulta ser una auténtica, estudiada y meritoria afición).

Como una más entre tantas queremos hacer aquí mención a la que nuestro grupo coral viene manteniendo desde hace ya treinta y cinco años, durante los cuales un somero repaso de tan dilatado periodo vendría a dar un compendio de miles de horas de ensayo, cientos de actuaciones e incontables horas de aprendizaje de partituras y de actividades diversas necesarias para el funcionamiento correcto de la agrupación.

Tomemos cualquiera de las dos horas de cualquiera de los dos días semanales que nos juntamos en torno a nuestras partituras. Ya sea separadamente por cuerdas o conjuntamente, volcamos nuestro esfuerzo en ese gradual y meritorio aprendizaje que tiene por único objetivo la ejecución conjunta de una obra en la que cada uno es una mínima parte del total.

Cuando cada persona descubre que el resultado es mucho más que lo que cada individuo  aporta, llega al convencimiento de que su esfuerzo personal ha merecido la pena. Y aquí es donde estriba la verdadera recompensa a nuestro esfuerzo y no en el éxito que un profesional persigue. Sabia y sentidamente nos lo decía hace un par de días José Luis Blasco: “los verdaderos éxitos siempre son internos, personales… por el trabajo bien hecho y por la satisfacción personal de practicar un arte bellísimo: la Música Coral…”.  Una y otra vez tenemos que repetírnoslo hasta interiorizarlo. Sin este convencimiento la afición es una carga y no un enriquecimiento.

Nuestra directora viene a ser el auténtico espejo y, a la vez, el más íntimo motor de nuestra aportación al grupo. Sus correcciones, sugerencias, consejos, imitaciones, vocalizaciones, técnicas, requerimientos y visiones de conjunto convierten en afición auténtica lo que de otro modo sería solo un pasatiempo

Somos una orquesta que llevamos incorporado nuestro instrumento, no solo en nuestras cuerdas vocales sino en todo nuestro cuerpo y en todo nuestro espíritu.

Sobre todo en esa parte que se llama constancia y entusiasmo.

“La estrella de oriente”, un buen trabajo más de José Luis Blasco Díez

Hablar de esta partitura es hablar de uno de los más relevantes personajes del canto coral actual. Se trata del músico, José Luis Blasco quien resulta ser una referencia ineludible para corales de aficionados que, como la nuestra, se enfrentan a diario a la selección y aprendizaje de partituras corales.

El hecho de que sea así no necesita otra comprobación más que la visita a la página que Blasco mantiene junto con José Alfredo Oliveira en http://www.atrilcoral.com en la que se recogen nada menos que 2552 partituras corales (a 25/09/2017) puestas gratuitamente a disposición de cualquiera que acceda a dicha página. Baste entrar en http://www.atrilcoral.com/base_par_pdf.htm para acceder a 12 secciones  con PDF’s elaborados digitalmente con programas musicales (importante para quienes trabajamos con los programas de Myriad, Harmony Assistant y PDF to Music) y Archivos MIDI.

Por cierto que la dirección de Myriad, http://www.myriad-users.com/cgi-bin/musl/muslsearch.pl?d=1&l=0 da también acceso a una enorme cantidad de partituras corales.

En el caso de la partitura que hoy comentamos  queremos dejar constancia de nuestro agradecimiento a  José Luis Blasco por ella (y por otras muchas suyas), aunque no hemos podido encontrar la música original tirolesa en que se basa. Es una más de tantas partituras suyas en letra y armonización como utilizamos en nuestros ensayos.

Es seguro que disfrutaremos aprendiéndola.

 

Un otoño más

 

 

No es ya escaso el tiempo que llevamos en estas páginas intentando dejar constancia de cuanto ese mismo tiempo va dejando impreso en nuestro canto coral y en nuestra experiencia de grupo.

Por eso, a las pocas horas de haber entrado un nuevo otoño este año 2017 nos podemos permitir la reproducción de reflexiones ya escritas

https://corociudaddelospoetas.wordpress.com/2013/10/24/de-otonos-y-otras-nostalgias/

https://corociudaddelospoetas.wordpress.com/2014/09/23/otono-2014/-nostalgias/

https://corociudaddelospoetas.wordpress.com/2015/09/23/un-otono-mas-y-va-el-tercero/

https://corociudaddelospoetas.wordpress.com/2016/09/21/otono-2016/

Igualmente podríamos rememorar las líneas escritas en el pasado enero

https://corociudaddelospoetas.wordpress.com/2017/01/18/septiembre-reflexiones-poetico-musicales-sobre-el-tiempo/

para situarnos una vez más en ese momento hondamente reflexivo en el que –en nuestro hemisferio- la naturaleza desemboca en un reposo esperanzado de próximas primaveras.

Nosotros aprovechamos las connotaciones musicales de tan sensible periodo para disponernos a un nuevo periodo de aprendizaje siempre deudor al esfuerzo pasado y al compromiso con el progreso venidero .

En dicho comienzo nunca somos infieles al recuerdo del tiempo discurrido y de aquellos con quienes lo compartimos –algunos ausentes ya definitivamente- y que nunca dejaron de regalarnos ese algo etéreo y fecundo con que nos enriquecieron.

Algo así queríamos decir en estas breves reflexiones personales del año pasado:

“Hay recuerdos que duelen porque atraen:

Creí dejarlos

pero su ausencia era

solo prestada.

“Melody Player”, un buen programa para aprendizaje de archivos elaborados con “Harmony Assistant”

En nuestra coral utilizamos habitualmente el programa Harmony Assistant de “Myriad” debido a que –aparte de su indudable eficacia, seriedad y disponibilidad- es el único que conocemos con un sintetizador vocal que permite escuchar en múltiples idiomas una pronunciación aceptable de la letra de la partitura.

Dicho programa permite grabar partituras con extensión .myr que son las que nos permiten un control total de todos los parámetros necesarios para el aprendizaje. El inconveniente que tienen es que su uso está restringido a los que –como nosotros- han adquirido el programa por 70 euros para su uso general, pero no para cada uno de los miembros de la coral.

Afortunadamente, la lectura de los archivos .myr que ponemos a disposición de todo el coro puede hacerse con un programa gratuito suministrado por la propia “Myriad”, que se llama “Melody Player”. A continuación os dejamos brevemente el modo de hacerlo:

Tendréis que empezar, naturalmente, por descargaros el programa en Myriad-on line.com:

http://www.myriad-online.com/cgi-bin/download.pl?lang=EN&prod=MP

Si os lo descargáis y ejecutáis podréis ver como os abre los archivos de las canciones que os mando, incluidas  las que tienen la extensión .myr.

Para quien se anime a usarlo le dejamos aquí las instrucciones traducidas del programa:

Manual Melody Player:

https://mail.google.com/mail/u/0/h/h7klhvxprgq1/?&th=15a92e708efba81a&q=Melody+player&v=c&s=q

 

MANUAL DE INSTRUCCIONES DEL MELODY PLAYER (20 de de enero de 2017)

Melody player es un programa gratuito para la reproducción de archivos de música creados con Harmony o Melody Assistant: Mus a MYR, MU3, MYA, así como MID, ABC, MOD, S3M, XML, archivos MXL. Funciona en Mac OS X (10.5 y posterior) y Windows (95 y posteriores)

Se pueden agregar archivos digitales (WAV, AIFF MP3, OGG), pero en estos archivos no se pueden hacer cambios o adaptaciones de tempo o de tonalidad.

Por ejemplo, Melody player le permite enviar sus piezas de música a las personas que no poseen ni Melody Assistant ni el Harmony Assistant.

Puede utilizar el Asistente de Harmony para recoger un grupo de archivos de música en un solo archivo .MYA, ya Melody Player gestiona este formato.

Melody Player incluye:

– la versión resumida de la base de datos de sonido digital, por lo que no necesita ninguna tarjeta para reproducir sonidos.

– Virtual Singer: Se pueden cantar las letras de la partitura mediante voces humanas sintetizadas en Inglés, francés, español, alemán, latín, finlandés, japonés u occitano.

La lista de archivos

De arriba a abajo vemos:

El cuadro de icono de cierre (también se puede visualizar como un cruce a la derecha de la barra) y el nombre del archivo jukebox. La marca de verificación indica si el archivo ha sido modificado.

Muestra la ayuda

Borrar la lista de archivos

Cargar una lista de archivos. Estos archivos tienen que estar en formato .box, creados con Melody Assistant, Harmony Assistant o el propio Melody Player.

Guardar la lista de archivos. En la lista, sólo se almacena la ubicación relativa del archivo en la ubicación .box. El archivo original se tiene que mantener en su ubicación.i

Guardar la lista de archivos con otro nombre.

Configuración general: retardo entre músicas, lenguaje, offset de música digital, etc.

Activación de la visualización de la partitura (véase el capítulo “Score vista”)

Melody Player maneja una lista de archivos:

Se muestra la duración de cada archivo. El elemento actual se resalta. Puede mover un elemento de la lista manteniendo pulsado el botón del ratón durante un segundo y luego arrastrándolo.

Se puede añadir una anotación o especificar la lista de compases que se reproducen.

Añadir un archivo a la lista.

Añadir una carpeta a la lista.

Eliminar un archivo.

Modo de la lista. Sucesivamente se van alternando:

Reproduce el archivo actual y luego se detiene.

Reproducir el archivo actual en bucle.

Reproduce sucesivamente todos los archivos de la lista  y se para al final

Reproduce sucesivamente todos los archivos en la lista y vuelve al principio.

Reproduce al azar todos los archivos

Reproducir / detiene la música.

volumen del sonido general. Haga clic allí para cambiarlo.

Línea de ayuda contextual.

Cambio de tamaño de la ventana (Pulsar botón izq. del ratón, mantener pulsado y arrastrar)

 

Vista de la partitura

Si se activa la visualización de partitura, aparece la siguiente pantalla:

A: Iconos de control ,

B: Localización de la puntuación

C: Score.

 

Los colores de la interfaz pueden cambiar según temas predefinidos. Haga clic con el botón derecho del ratón y utilize Shift + clic derecho para cambiar el tema.

 

Iconos de control

 

Los iconos de controñ son, de izquierda a derecha:

Reproducir / Detener la música

Retroceso rápido

Avance rápido

Pausa

Detener la música

ajuste de volumen

Mezclador para elegir las voces que se reproducen y su volumen.

modo Atril

Ajuste de Tempo

Activar / desactivar el metrónomo. Una pulsación larga permite seleccionar el número de compases que se reproducen.

Los ajustes de impresión. Este icono sólo está disponible si el autor de la pieza permite la impresión.

Impresión. Este icono sólo está disponible si el autor de la pieza permite la impresión.  

Pagina anterior. En modo Karaoke y si hay varios cantantes, cambia a la próxima cantante.

Siguiente página En modo Karaoke y si hay varios cantantes, cambia a la próxima cantante.

Escala de visualización. También puede utilizar la rueda del ratón.

Transportar hacia abajo (un semitono)

transportar hacia arriba (un semitono)

Guardar el archivo

Información del archivo.

Activar / Desactivar Virtual Singer. Este icono sólo está disponible si el documento incluye letras.

En modo Karaoke: Se visualiza la letra en la pantalla.  Sólo está disponible si el documento incluye letras.

Vista previa. Este icono sólo está disponible si el documento incluye vistas.

Reproduce la vista actual o toda la partitura. Este icono sólo está disponible si el documento incluye vistas.

Vista siguiente. Este icono sólo está disponible si el documento incluye vistas.

Rotación de la página.

Ubicación en la partitura.

un pequeño triángulo azul en esta zona muestra la posición actual de la reproducción. Puede hacer clic en esta área para saltar a cualquier posición en el tiempo.

Cuando el cursor del ratón está sobre la barra, se mostrará:

– Posición de tiempo en minutos y segundos

– Posición en la barra de reproducción y el número de compases reproducidos.

Cuando la pieza incluye símbolos de ruptura (repeticiones, terminaciones, segno, etc) esta área se divide en dos. Por encima, la ubicación en la partitura escrita, a continuación, la ubicación en el compás reproducido.

Cuando el cursor del ratón sobre la barra, se mostrará:

Posición en el compás escrito y posición en el compás reproducido.

Un clic derecho permite definir una serie de compases que se reproducirán en bucle.

Mezclador de sonido

Puede activar el mezclador en modo Atril desde su icono (mezclador) o desde la tecla “M”.

El mezclador de sonido permite seleccionar la posición de volumen y el desplazamiento lateral de cada voz.

Haga clic en el pequeño altavoz azul para silenciar una voz.

Si los valores se han cambiado, puede volver a la configuración por defecto haciendo clic en la flecha negra horizontal.

Los cambios se memorizan si ha activado esta opción.

Modo de atril

Puede activar el modo Atril desde su icono (la doble página) o de la tecla ‘T’.

Este modo está diseñado especialmente para quienes necesitan seguir la partitura en la pantalla.

Las páginas se muestran dos en dos. La página actual es más clara, la página siguiente es más oscuro.

En la página siguiente se muestra, ya sea a la izquierda o a la derecha, de modo que el cambio de página no distraiga al intérprete. Secuencia de páginas es por lo tanto indiferente.

Tenga en cuenta que Melody Player es compatible con pedales para cambiar de página sin utilizar las manos (probado con Bilila producto ‘s), que permiten navegar por el documento a mano alzada).

Puede configurar el pedal para iniciar / detener la canción, pausar / salir de la pausa  en vez de cambiar la página.

Modo de karaoke

Se puede activar el Karaoke desde el icono “TXT” o desde la tecla “K”.

Este modo muestra las letras en sincronía con la música.

Puede cambiar la escala de visualización con el icono de zoom.

Para trabajar en una parte de texto, seleccione los compases de reproducción en la lista de música.

Si hay varios pentagramas con letra en la puntuación, se puede cambiar la que se muestra con los iconos “página siguiente” o  “página anterior”.

Si el cantante no canta durante más de 5 segundos, aparece una cuenta atrás.

Haga clic con el botón derecho en el texto para copiarlo en el portapapeles o para guardarlo como un archivo de texto.

Atajos de teclado

F1    Muestra la ayuda

espaciador  Arranque / Paro de la  música

flecha hacia arriba Seleccionar el elemento anterior de la lista

Flecha hacia abajo Seleccionar el siguiente elemento de la lista

Flecha derecha Siguiente página

Flecha izquierda Pagina anterior

Página arriba Pagina anterior    

Page Down Siguiente página

Empezar Primera página

Fin Última página

retorno de carro Agregar un elemento a la lista

Del Eliminar elemento actual

Retroceso Eliminar elemento actual      

+ Aumentar la escala de puntuación

– Disminuir la escala de puntuación

* (Teclado) Aumentar el nivel de sonido

/ (Teclado) Disminuir el nivel de sonido

= Cambiar el modo de reproducción.

0 (teclado)          Activar / desactivar el metrónomo

8 (teclado)          disminución del tempo

9 (teclado)          Aumentar el tempo       *

4 (teclado)          Girar puntuación

5 (teclado)          Cuando se está reproduciendo música, rebobinado rápido

6 (teclado)           Cuando se reproduce la música, el avance rápido

1 (keybad)          Activar / desactivar el modo de atril

2 (teclado)          Vista previa

3 (teclado)          vista siguiente

  1. (Teclado) Invertir Juego Vista / Modo de reproducción de documentos

F                           Modo de pantalla completa

H                          Ocultar / Mostrar iconos

I                             contraste de la pantalla invertida

K                              Activar / desactivar Karaoke modo de *

L                                   Ocultar / Mostrar lista

M                                 Ocultar / Mostrar  mezclador

R                             Cambiar el modo de almacenamiento configuración del mezclador de sonido

L                               Activar / desactivar modo Atril

V                               Ocultar / Mostrar partitura

* =                              Este acceso directo sólo está disponible cuando se muestra la puntuación.

Apéndice: Uso de reproductor de la melodía para estudiar piezas de piano

Un posible uso del Melody Player es el estudio de las piezas para piano.

La música se reproducirá, la mano izquierda y la mano derecha estará representada en el teclado virtual. Un botón conduce a una página Web que contiene explicaciones adicionales.

En primer lugar, tiene que ser creado un documento Harmony Assistant (. Myr) que contiene la partitura. Las dos manos tienen que ser escritas en dos pentagramass diferentes.

– En la partitura, la mano derecha y la izquierda deben estar relacionado con diferentes instrumentos (incluso si ambos se reproducen como piano)

– Los nombres del pentagrama son optativos, se refiere al nombre de los instrumentos que se utilizan, por ejemplo “mano derecha” e “izquierda mano “

– El instrumento “mano izquierda” debe tener un pequeño desplazamiento hacia la izquierda y el “mano derecha” lo mismo hacia la derecha. Esto permite diferenciarlos y mostrar un color diferente en el teclado.

– Configuración de archivos se realiza a través del fichero “Website”> Título, compositor …. ” campo

Puede ser, por ejemplo:

clave = on, no = 8, for = 1, http: //www.mypianolesson/num125. htm

clave = activado significa que el teclado virtual se mostrará automáticamente

no = xxx especifica el número de octavas

fo = xxx especifica la primera octava

luego viene la URL que se abrirá cuando el usuario haga clic en “URL”.

Todos los comandos son opcionales, separados por una coma o un espacio.

Si la información de la digitación está relacionada con las notas,  se muestran en el teclado.

Nota: Si ve un desplazamiento entre el sonido y la tecla pulsada, ajuste el offset en la configuración de la salida digital.

 

Os animamos a que lo uséis para un mejor aprendizaje de las partituras previo a los ensayos generales.

God rest you merry gentlemen. Un villancico inglés popular antiguo

 

Comencemos escuchando la versión grabada más antigua (1917)del villancico:

Y luego esta versión de Pentatonix, espectacular como todas las suyas:

 

Este villancico procede de un antigua canción medieval, de autor desconocido. La utilización de los coros es claramente medieval, y la letra conserva algunos arcaísmos propios de la fusión del francés normando con el early english que comenzaba a prevalecer sobre el anterior en las cortes anglosajonas… El uso del pronombre “ye” en lugar de “you” revela el carácter medieval de la composición; como lo revela también la ortografía aún normanda de ciertos participios: blessèd, Rejoicèd

 

Una cita famosa de este villancico se encuentra en la obra de Charles Dickens “A Christmas Carol” (Canción de Navidad) donde puede leerse :

“The owner of one scant young nose, gnawed and mumbled by the hungry cold as bones are gnawed by dogs, stooped down at Scrooge’s keyhole to regale him with a Christmas carol: but at the first sound of ‘God bless you, merry gentleman! May nothing you dismay!’ Scrooge seized the ruler with such energy of action, that the singer fled in terror, leaving the keyhole to the fog and even more congenial frost.”

(El poseedor de una joven y escasa nariz, roída y mascullada por el hambriento frío como un hueso roído por los perros, se encorvó ante el ojo de la cerradura de Scrooge para deleitarle con un villancico. Pero a los primeros sones de «¡Dios bendiga al jubiloso caballero! ¡Que nada le traiga el desaliento!» Scrooge agarró la vara con tal energía que el cantor huyó despavorido, dejando el ojo de la cerradura para la niebla y para la todavía más amable escarcha.)

La versión en inglés antiguo es:

God rest you  merry, gentlemen,

Let nothing you dismay,

For Jesus Christ our Saviour

Was born upon this day,

To save us all from Satan’s power

When we were gone astray:

O tidings of comfort and joy,

comfort and joy,

O tidings of comfort and joy.

  1. In Bethlehem, in Israel,

This blessed Babe was born,

And laid within a manger

Upon this blessed morn,

The which His Mother Mary

Did nothing take in scorn:

O tidings …

3.From God our heavenly Father

A blessèd angel came,

And unto certain shepherds

Brought tidings of the same,

How that in Bethlehem was born

The Son of God by name:

O tidings …

  1. The shepherds at those tidings

Rejoicèd much in mind,

And left their flocks a-feeding

In tempest, storm and wind,

And went to Bethlehem straightway,

This blessèd Babe to find:

O tidings …

  1. But when to Bethlehem they came,

Whereat this Infant lay,

They found Him in a manger,

Where oxen feed on hay;

His mother Mary kneeling,

Unto the Lord did pray:

O tidings …

  1. Now to the Lord sing praises,

All you within this place,

And with true love and brotherhood

Each other now embrace;

This holy tide of Christmas

All others doth deface:3

O tidings …

 

La letra actual es la siguiente. Las estrofas resaltadas son las que cantamos en nuestra partitura.

 

God rest ye merry, gentlemen

Let nothing you dismay

for Jesus Christ our Saviour

Was born upon this day

To save us all from Satan’s power

When we were gone astray

O tidings of comfort and joy,

Comfort and joy

O tidings of comfort and joy.

In Bethlehem, in Israel,

This blessed Babe was born

And laid within a manger

Upon this blessed morn

The which His Mother Mary

Did nothing take in scorn

O tidings of comfort and joy,

Comfort and joy

O tidings of comfort and joy.

From God our Heavenly Father

A blessed Angel came;

And unto certain Shepherds

Brought tidings of the same:

How that in Bethlehem was born

The Son of God by Name.

O tidings of comfort and joy,

Comfort and joy

O tidings of comfort and joy.

“Fear not then,” said the Angel,

“Let nothing you affright,

This day is born a Saviour

Of a pure Virgin bright,

To free all those who trust in Him

From Satanás’s power and might.”

O tidings of comfort and joy,

Comfort and joy

O tidings of comfort and joy.

The shepherds at those tidings

Rejoiced much in mind,

And left their flocks a-feeding

In tempest, storm and wind:

And went to Bethlehem straightway

The Son of God to find.

O tidings of comfort and joy,

Comfort and joy

O tidings of comfort and joy.

And when they came to Bethlehem

Where our dear Saviour lay,

They found Him in a manger,

Where oxen feed on hay;

His Mother Mary kneeling down,

Unto the Lord did pray.

O tidings of comfort and joy,

Comfort and joy

O tidings of comfort and joy.

Now to the Lord sing praises,

All you within this place,

And with true love and brotherhood

Each other now embrace;

This holy tide of Christmas

All other doth deface.

O tidings of comfort and joy,

Comfort and joy

O tidings of comfort and joy.

 

Que traducimos así:

 

Dios os conforte, valientes,

que nada os haga desfallecer.

Recordar que Cristo, nuestro salvador

nació en el día de navidad

para salvarnos a todos del poder de Satán

cuando nos habíamos apartado del camino.

Oh, nuevas de solaz y alegría.

 

De Dios, padre celestial

vino el bendito ángel.

Y a algunos pastores

les trajo nuevas de lo mismo.

De cómo en Belén había nacido

el que sería por nombre Hijo de Dios.

Oh, nuevas de solaz y alegría.

Oh, nuevas de solaz y alegría.

 

“No temáis”, dijo el ángel,

que nada os atemorice,

hoy ha nacido un salvador

de la pura y radiante virgen.

Para liberar a todos los que confíen en él

del poder y la fuerza de Satán.

Oh, nuevas de solaz y alegría.

 

Y cuando vinieron a Belén

donde nuestro amado salvador yacía,

lo encontraron en el pesebre

donde los bueyes comían heno.

Su madre María se arrodilló

y rezó al señor.

Oh, nuevas de solaz y alegría.

Oh, nuevas de solaz y alegría.

 

Ahora al Señor cantamos alabanzas,

todos en este lugar,

y con verdadero amor y fraternidad,

abracémonos los unos a los otros.

corriente santa de Navidad,

hace empalidecer

a todas las demás.

Oh, nuevas de solaz y alegría.

Oh, nuevas de solaz y alegría.

 

Nada mejor para acabar que escuchar esta versión interpretada en 2007 por el Coro Bach:

 

 

 

Realidad e imaginación

De tiempos recios podríamos calificar estos que nos está tocando vivir. Es un certero modo, tomado de la experiencia de la abulense Teresa de Cepeda –Teresa de Jesús- cuyo quinto centenario estamos a unos días de comenzar.

Lejos de nosotros traer a estas páginas corales ningún tema político controvertido. Somos conscientes de que la política, los nacionalismos y las religiones, como las afiliaciones deportivas, tienen más que ver con sentimientos que con razonamientos. Los argumentos vienen casi siempre situándose en los pisos bajos de la pirámide de la argumentación

Por eso huimos de cualquier discusión disruptiva, según una recomendación de Aurelio Agustín, obispo de Hipona, que leíamos hace unos días con motivo de su fiesta en una de sus obras: “No tengáis discusiones, o acabadlas cuanto antes para que el enfado no crezca hasta convertirse en odio y de una paja se haga una viga (Lites aut nullas habeatis aut quam celerrime finiatis ne ira crescat in odium et trabem faciat de festuca)”.

Sea como fuere  y, aun quedándonos en generalidades, casi seguro que todos estamos de acuerdo en que la realidad que contemplamos, tal como nos ofrecen continuamente los canales de noticias, dista mucho de dibujar el panorama de justicia que a todos sin duda nos gustaría. Ante esa realidad nos queda a veces poco más que oponerle nuestra imaginación a modo de sueño casi imposible. En el fondo es algo que nos proponemos con nuestra afición a la música coral que practicamos.

Tal hizo musicalmente John Lennon en su canción inmortal Imagine , de la que decía :

”No es un mensaje nuevo: “Give Peace a Chance” -no estamos perdiendo la razón, sólo decimos: da una oportunidad a la paz-. Con “Imagine” decíamos: “¿Puedes imaginar un mundo sin países ni religiones?” Es el mismo mensaje una y otra vez. Y es positivo.”

Paradójicamente, él mismo acabaría siendo asesinado por un fanático pocos años más tarde

Copiamos la letra de https://www.musica.com/letras.asp?letra=1440

IMAGINE

Imagine there’s no Heaven
It’s easy if you try
And no Hell below us
Above us only sky

Imagine all the people
Living for today
Imagine there’s no country
It isn’t hard to do

Nothing to kill or die for
And no religion too
Imagine all the people
Living life in peace

You may say I’m a dreamer
But I’m not the only one
I hope someday you will join us
And the world will be as one

Imagine no posessions
I wonder if you can
No need for greed or hunger
Or Brotherhood of Man

Imagine all the people
Sharing all the world
You may say that I’m a dreamer
But I’m not the only one

I hope someday you will join us
And the world will be as one

Cuya traducción copiamos de https://www.musica.com/letras.asp?letra=856770

IMAGINA

Imagina que no hay Cielo,
es fácil si lo intentas.
Sin infierno bajo nosotros,
encima de nosotros, solo el cielo.

Imagina a todo el mundo.
viviendo el día a día…
Imagina que no hay países,
no es difícil hacerlo.

Nada por lo que matar o morir,
ni tampoco religión.
Imagina a toda el mundo,
viviendo la vida en paz…

Puedes decir que soy un soñador,
pero no soy el único.
Espero que algún día te unas a nosotros,
y el mundo será uno solo.

Imagina que no hay posesiones,
me pregunto si puedes.
Sin necesidad de gula o hambruna,
una hermandad de hombres.
Imagínate a todo el mundo,
compartiendo el mundo…

Puedes decir que soy un soñador,
pero no soy el único.
Espero que algún día te unas a nosotros,
y el mundo será uno solo.

Todo lo anterior –un inciso enriquecedor en medio de lo que venimos escribiendo sobre las partituras últimas de nuestro repertorio-  viene a cuento de una reflexión personal suscitada por la recomendación que nos ha hecho Pedro del video impresionante de Pentatonix:

Sobra recomendaros que lo veáis y escuchéis reposadamente en paz, con todo el reconocimiento que merecen tanto la canción como sus intérpretes.

Gracias, Pedro.