Pasatiempos instructivos músico-corales veraniegos 2017 (2): Catálogo CPDL

 

Existen páginas de partituras libres de derechos, puestas a disposición de todos por determinadas entidades que pueden ayudarnos a encontrar música adaptada a nuestros gustos y posibilidades.

Según Wikipedia : ” La Choral Public Domain Library (CPDL) (en español, Biblioteca Coral de Dominio Público) es un archivo de partituras centrado en música coral y vocal que está en dominio público.”

En lo referente al tema de los villancicos de antiguos cancioneros podéis comprobarlo con este catálogo  de CPDL de nada menos que casi cuatrocientas partituras que os copio –con enlaces- a continuación:

Catálogo de villancicos de CPDL:

 

A term first applied in the late 15th century to an Iberian vernacular musical and poetic form consisting of several stanzas (coplas) framed by a refrain (estribillo) at the beginning and end, giving an overall ABBA structure. The number of stanzas varied, as did the number of times the estribillo was repeated between stanzas in performance. Originally derived from a medieval dance lyric of the virelai or ballata type and associated with rustic or popular themes, the villancico (“vilancete”, in Portugal) was extensively cultivated in secular polyphonic music of the late 15th century and the 16th. In the second half of the 16th century devotional and religious themes gained in importance and the form became used increasingly for sacred compositions in the vernacular which were introduced into the liturgy on feast days. In the 17th century it became more important than the Latin motet, and although its artistic quality rapidly declined in the 18th and 19th centuries it remained popular in both Spain and Latin America. Since then “villancico” has come to mean simply “Christmas carol”.

 

(“Villancico” es un término aplicado a finales del siglo XV a una forma musical y poética ibérica que constaba de varias coplas enmarcadas en un estribillo situado al principio y al final, lo cual daba como resultado una estructura ABBA. El número de coplas era variable, lo mismo que el número de veces que acababa repetiéndose el estribillo. Derivado originalmente de una danza lírica del tipo virelay o ballata asociada a temas rústicos o populares, el villancico (“vilancete” en Portugal) se empleó ampliamente en la música polifónica profana de finales del siglo XV y todo el XVI. En la segunda mitad del siglo XVI ganó en importancia y forma su uso en composiciones sagradas en lengua vernácula que se introdujeron por entonces en la liturgia de los días festivos. En el siglo XVII se hizo más importante que el motete latino y, aunque su calidad artística disminuyó rápidamente en los siglos XVIII y XIX, mantuvo su popularidad en España y Latinoamérica. A partir de entonces el “villancico” se  hizo sencillamente sinónimo de “canto navideño”).


A

B

C

D

E

F

G

H

I

J

L

M

N

O

P

Q

R

S

T

U

V

W

X

Y

Z

 

 

Ya veis si podéis entreteneros rebuscando alguna partitura interesante.

 

 

Pasatiempos instructivos músico-corales veraniegos 2017 (1): Programa MuseScore.

Está claro que no es imprescindible saber solfeo para participar en nuestra coral. Pero no es menos claro que nos será todo tanto mejor cuanto más conozcamos sobre el tema. No en vano todas nuestras partituras se nos facilitan en notación tradicional.

En este punto se nos ocurre proponer a quien quiera practicar escribiendo originales o copiando partituras un excelente programa gratuito de música llamado Musescore de cuyo manual, incluido en su instalación, copiamos el capítulo primero:

Capítulo 1

Inicio

En este capítulo se describe como instalar y ejecutar MuseScore por primera

vez. También se verá como crear una nueva partitura.

Instalación

MuseScore funciona en varios sistemas operativos, incluyendo Windows,

Mac OS y Linux.

Windows

El instalador de Windows puede obtenerse desde la página de Descarga de la

web de MuseScore. Presiona sobre el enlace para que comience la descarga.

Tu navegador pedirá una confirmación de que deseas descargar el archivo.

Presiona sobre “Guardar el Archivo”.

Cuando la descarga finalice haz doble clic al archivo descargado para iniciar

la instalación. Es posible que Windows abra un diálogo de seguridad

pidiendo permiso para ejecutar el programa. Haz clic en Permitir para

continuar.

3

El instalador recomienda cerrar todas las aplicaciones abiertas antes de

continuar. Haz clic en “Next” para continuar.

El asistente para la instalación muestra los términos de licencia de Software

Libre. Haz clic en “Estoy de acuerdo” para continuar.

La siguiente pantalla muestra la ruta de instalación. Si se está instalando

una versión nueva y quiere conservarse la anterior deberá modificarse la

ruta, de lo contrario presionar en “Next”.

A continuación se muestra el nombre de la carpeta donde se instalarán los

accesos a MuseScore en el menú Inicio. Si ya habías instalado una versión de

MuseScore anteriormente y deseas preservarla, deberás cambiar la ruta de

destino de la instalación. En caso contrario, presiona “Siguiente” para

continuar.

En unos minutos el instalador copiará a nuestro disco duro los archivos y

configuraciones necesarias. Después de esto dar clic en “Finish”. Si se desea

puede eliminarse el instalador.

Iniciar MuseScore

Para iniciar MuseScore debe ir al menú Inicio → Todos los programas →

MuseScore 0.9 → MuseScore.

Después de algunos segundos se nos mostrará la partitura de demostración.

Siéntete libre para experimentar con esta partitura de ejemplo y así

familiarizarte con el manejo del programa. Lo siguiente sería crear una

partitura nueva.

4

Usuarios avanzados: instalación silenciosa

Al instalar MuseScore la instalación se detendrá para realizar preguntas

como el directorio en que deseas instalar el programa o la carpeta que

contendrá tus archivos de MuseScore. Si planeas instalar MuseScore en

varios ordenadores de forma simultánea, este proceso puede ser tedioso. No

obstante, con el siguiente comando podrás instalar el programa sin que el

proceso se detenga en ningún momento para realizar ningún tipo de

consulta:

MuseScore-1.0.exe /S /D=C:\Program Files\MuseScore

Del mismo modo lo podrás desinstalar de la siguiente forma:

cd C:\Program Files\MuseScore

Uninstall.exe /S

MacOSX

Instalación

Encontrarás el archivo dmg para MAC en la página de Descarga web de

MuseScore. Haz click en el enlace para iniciar la descarga. Cuando ésta haya

finalizado, el archivo dmg se monta automáticamente en tu escritorio como

“MuseScore-0.9.6” y el instalador se activa.

5

Arrastra el icono de MuseScore al icono de la carpeta de Aplicaciones. Si no

eres el administrador, MacOSX preguntará tu contraseña. Pulsa sobre

autenticar e introduce tu contraseña para permitir a Mac OS X copiar los

archivos de MuseScore en tu carpeta de aplicaciones. Posteriormente podrás

iniciar MuseScore desde Aplicaciones o SpotLight.

Desinstalación

Simplemente elimina MuseScore de la carpeta de Apicaciones.

Linux

Por favor, lee la página de Descargas para informarte de las instrucciones

relativas a la instalación de MuseScore en Linux. Se proporcionan paquetes

para Debian, Ubuntu, Fedora y PCLinuxOS. Para otras distribuciones será

necesario que tu mismo compiles las fuentes. A continuación se exponen las

instrucciones para la instalaión en Fedora.

Fedora

Importa la clave GPG:

su

rpm –import http://prereleases.musescore.org/linux/Fedora/RPM-GPG-KEY-Seve

  1. Ve a la página de Descargas de la web de MuseScore. Presiona sobre el

enlace al paquete estable para Fedora y escoge el rpm adecuado a tu

hardware.

  1. Según el hardware que tengas, usa uno de estos conjuntos de comandos

para instalar MuseScore:

para arquitecturas i386

su

yum localinstall musescore-0.9.4-1.fc10.i386.rpm

para arquitecturas x86_64

su

yum localinstall musescore-0.9.4-1.fc10.x86_64.rpm

6

Si encuentras problemas con el sonido, lee Fedora 11 y el sonido (en inglés).

Crear una partitura nueva

Del menú principal elija Archivo → Nuevo…. Esto abre el asistente para

partitura nueva.

Título, compositor y otra información

Ingrese título, compositor y cualquier otra información tal como se muestra

en la imagen de abajo. Nótense las dos últimas opciones:

  • Crear partitura desde plantilla
  • Crear partitura desde cero

De las plantillas hablaremos más abajo, por el momento dejemos marcada la

opción “Crear partitura desde cero”. Esto nos mostrará toda la gama de

instrumentos disponibles para elegir en la siguiente ventana.

Para continuar daremos clic en “Siguiente”:

Instrumentos y partes

7

La ventana de instrumentos se divide en dos columnas. La primera columna

muestra la lista de instrumentos o partes a elegir. La segunda columna está

vacía pero empezará a listar el contenido elegido previamente en la columna

anterior.

Los instrumentos de la primera columna están organizados dentro de las

categorías de familias de instrumentos. Dando doble clic a una categoría se

nos mostrarán todos los instrumentos contenidos en ella. Seleccione un

instrumento y pulse el botón “Añadir”. El instrumento elegido aparecerá en

la segunda columna. Se pueden añadir todos los instrumentos o partes de

instrumentos deseados.

El orden de los instrumentos en la segunda columna determina el orden en

que aparecerán en la partitura. Para cambiar dicho orden, dar clic en el

nombre de un instrumento y pulsar el botón “Arriba” o “Abajo” para subirlo o

bajarlo de lugar. Al terminar de clic en “Siguiente”.

Armadura

8

Si está usando una compilación mas reciente de MuseScore, el asistente

preguntará por la armadura. Seleccione la armadura deseada y de clic en

“Siguiente” para continuar.

Signo de compás, anacrusa, y cantidad de compases

Elija el signo de compás con los números deseados. Si la pieza inicia con

anacrusa entonces habilite la opción “Compás de anacrusa” y elija la

9

duración correcta de la anacrusa.

También pueden especificarse el número total de compases que contendrá la

pieza en caso de saberlo. En todo caso siempre existirá la posibilidad de

agregar o quitar compases.

Clic en “Finalizar” para crear la nueva partitura.

Toques finales para la partitura recién creada

Todas las elecciones que haya hecho en el asistente pueden modificarse en

cualquier momento.

  • Para añadir o quitar compases o crear anacrusa véase Trabajando con

compases

  • Para cambiar cualquier texto véase Edición de texto. Para añadir Título

(o cualquier otro texto) use el menú Crear → Texto → Titulo (o cualquier

otro texto)

  • Para añadir, eliminar o cambiar el orden de los instrumentos use el

menú Crear → Instrumentos….

Véase también: Armadura, Signo de compás, Clave.

Plantillas

La primera pantalla del asistente de creación de partitura tiene una opción

para “Crear una partitura desde una plantilla” (vease Título y otro texto

arriba para más detalles). Para crear una partitura usando este método,

escoge la opción de plantilla y presiona sobre “Siguiente” para continuar.

La siguiente pantalla muestra una lista de plantillas. Escoge una y presiona

en “Siguiente”. Continua y finaliza el asistente de creación de partitura de

forma habitual.

Los archivos de plantilla son archivos de MuseScore almacenados en la

carpeta de plantillas. Puedes crear tus propias plantillas guardando los

archivos de MuseScore a la carpeta de plantillas:

  • En Windows la carpeta de plantillas está normalmente en C:\Archivos de

Programa\MuseScore\templates.

  • En Linux:
  1. Mira en /usr/share/mscore-xxx si instalaste el programa mediante el

gestor de paquetes.

  1. Si compilaste tú mismo mscore en Linux, mira en

/usr/local/share/mscore-xxx.

  • En Mac mira en

/Applications/MuseScore.app/Contents/Resources/templates”

En nuestra coral somos ampliamente deudores a dos programas que nos facilitan el aprendizaje: Harmony Assistant y PDFtoMusic El primero permite escribir y reproducir música con pronunciación aproximada de la letra. El segundo es capaz de leer y exportar al anterior una partitura en PDF (con tal de que haya sido escrita con un programa de edición musical  -como el MuseScore que acabamos de presentar- y no simplemente copiada con un escáner).

Por todo esto, si alguien transcribe con este programa cualquier partitura puede aportarla a nuestro archivo de aprendizaje.

Pasatiempos musico-corales instructivos veraniegos 2017

No es muy probable que el tiempo disponible de relax en nuestros habituales ensayos os permita o aconseje dedicarlo a prácticas de aprendizaje o perfeccionamiento de vuestros conocimientos musicales.

En todo caso, desde estas páginas que conservamos abiertas en todo momento, os proponemos, aunque solo sea a título informativo algunas lecturas que no habrán de ser en modo alguno contraproducentes ni inútiles.

En estas líneas comenzaremos unos puntos útiles para la profundización en el conocimiento de la forma musical del villancico antiguo tradicional. Será lo primero la transcripción literal del contenido del artículo de Wikipedia en español sobre este tema:

“Villancico

El villancico es una forma musical y poética en castellano y portugués, tradicional de EspañaAmérica latina y Portugal, muy popular entre los siglos XV y finales del Siglo XVII. Los villancicos eran originariamente canciones profanas con estribillo, de origen popular y armonizadas a varias voces. Posteriormente comenzaron a cantarse en las iglesias y a asociarse específicamente con la Navidad. Compositores notables de villancicos fueron, entre otros, Juan del EnzinaPedro de EscobarFrancisco GuerreroGaspar FernandesJuan Gutiérrez de Padilla y Sor Juana Inés de la Cruz

Actualmente, tras el declive de la antigua forma del villancico, el término pasó a denominar simplemente un género de canción su letra hace referencia a la Navidad y que se canta tradicionalmente en esas fechas.

Índice

[ocultar]

Orígenes[editar]

Las primeras composiciones que pueden denominarse con este nombre surgieron hacia la segunda mitad del siglo XV, durante el Renacimiento, como una evolución de formas musicales populares mucho más antiguas. Formas similares eran llamadas hasta el siglo XV cantigas o canciones.

Sin embargo, gracias a las investigaciones de estudiosos como Samuel Miklos Stern, podemos afirmar que las primeras manifestaciones de villancicos aparecen en las cancioncillas mozárabes del siglo XI. En este tipo de cancioncilla, que hoy se llama villancico, reconocen los críticos el núcleo de la lírica peninsular.

Su nombre tiene probablemente su origen en que se trata de composiciones de naturaleza popular, cantadas por los villanos o habitantes de las villas, generalmente campesinos u otros habitantes del medio rural. Eran cantados en fiestas populares, originariamente sin temática específicamente religiosa, y los principales temas eran los acontecimientos recientes del pueblo o la región. El género se amplió posteriormente hasta incluir temas de diverso tipo.

La evolución del villancico de temática religiosa mantuvo la costumbre cristiana de celebración de la fiesta de Navidad del Señor. De hecho, el villancico religioso representa la evolución de la poesía lírica a lo largo de la historia. Por esto, en la actualidad se denomina villancico a un canto de Navidad, de cualquier clase de extensión, métrica y rima tanto en español como en otras lenguas, siendo carol en inglés, noël en francés, laude en italiano, Weinhnachstlied en alemán.

Métrica[editar]

La forma poética está influida por composiciones tradicionales de origen mozárabe, tales como el zéjel, que alternaba estrofas cantadas por un solista con un estribillo a coro. Éste dio paso a otras formas como la cantiga de estribillo o la cantiga de refram galaicoportuguesa.

La estructura básica del villancico la forman dos elementos: el estribillo y las coplas, si bien su estructura es muy variable tanto en el número de versos como en la rima o la alternancia entre estribillo y coplas. El binomio estribillo-copla implica la alternancia coro-solista, crucial en la realización del villancico. Los versos son por lo general hexasílabos u octosílabos y componen un estribillo inicial, a veces con introducción, que consta por lo general de tres o cuatro versos que se repiten a lo largo de la obra, y unas coplas, divididas a su vez en dos mudanzas y una vuelta. Las mudanzas, que con frecuencia tienen rima simétrica y forman entonces una redondilla o alternativamente una cuarteta, van seguidas de la vuelta o enlace de tres o cuatro versos en los que el primero tiene la misma rima que el último de la mudanza y el resto, o al menos el último, enlazan con el estribillo.

Esta estructura se aprecia por ejemplo en este villancico, atribuido a Mateo Flecha el Viejo.

Riu, riu, chiu,

La guarda ribera,

Dios guardó el lobo

de nuestra cordera.

El lobo rabioso

La quiso morder,

Mas Dios poderoso

La supo defender,

Quizole hazer que

No pudiesse pecar,

Ni aun original

Esta virgen no tuviera.

Riu, riu, chiu,

La guarda ribera,

Dios guarde el lobo

de nuestra cordera.

 

Una forma poética pariente del villancico es la letrilla que en el siglo XVI pasó a denominar cualquier poema con estribillo, y que generalmente es de carácter satírico.

Música[editar]

En su forma clásica en el villancico marca la pauta la melodía del canto apoyada por un acompañamiento en tono grave que forma un buen soporte armónico por parte de las voces internas; el registro superior es el que lleva asociado el texto, el cual sigue la melodía en modo silábico; el cierre de los versos corresponde generalmente a las diversas cadencias. El discurso horizontal se orienta según procedimientos tonales ante litteram: por otra parte, basta pensar que hay villancicos construidos también sobre un esquema de danza (sobre todo los más recientes pero también durante el Renacimiento, en el lenguaje tonal) como passamezzo o folía.

Evolución del género[editar]

Portada del Cancionero de Upsala.

Siglo XV[editar]

En la primera época el género está poco definido y se encuentran todo tipo de temas, desde narración de sucesos locales, canciones amorosas hasta sátiras y burlas, y con poca presencia de la temática religiosa y, cuando la hay, no está específicamente asociada con la Navidad o con otras festividades. La mejor muestra de este período se halla recogida en el Cancionero de Palacio (1474-1516), y fue Juan del Enzina el principal compositor de la época. Otras recopilaciones importantes son el Cancionero de la Colombina (1490), el de Sablonara, el de Stúñiga o el Medinaceli. La música de este período es sencilla, y busca la adaptación al texto.

Siglo XVI[editar]

La polifonía suele ser en esta primera época a tres o cuatro voces. Posteriormente, durante el siglo XVI, y de forma paralela a los villancicos polifónicos, se empiezan a componer algunos a una sola voz y con acompañamiento de vihuela que, a partir del siglo XVII, sería sustituida por la guitarra.

A partir de la segunda mitad del siglo XVI las autoridades eclesiásticas comenzaron a promover como una medida evangelizadora el uso de música en lengua vernácula en los oficios religiosos, especialmente durante las fiestas del calendario religioso, sobre todo en Navidad y el Corpus Christi. Estas piezas se cantaban en la misa de mañana de estas festividades. Las catedrales e iglesias de importancia se dotaron de un cuerpo de músicos y un maestro de capilla encargado de componer especialmente para estas ocasiones. Los principales cantorales que se conservan de esta segunda época son el Cancionero del Duque de Calabria o de Upsala (así llamado debido a que la única copia que se conserva está en la biblioteca universitaria de esta ciudad sueca), el Cancionero de Medinaceli y las Canciones y Villanescas espirituales de Francisco Guerrero. El villancico también se abre paso hacia otras formas artísticas literarias como el teatro como en la obra de Gil Vicente o la novela pastoril con Jorge de Montemayor. También Santa Teresa compuso algún poema con esta forma.

Musicalmente el villancico se hace más complejo y se acentúa la distinción entre coplas y estribillo; este último se hace más largo y polifónico, mientras que aquéllas se acortan y se hacen más homofónicas y se reduce el número de voces.

Siglo XVII[editar]

En el siglo XVII el villancico es un género sumamente popular, y para entonces constituirá la mayor parte de la producción musical española de la época. Se componen multitud de villancicos devocionales para las distintas festividades religiosas tales como la Asunción, la Inmaculada Concepción o festividades de santos, además del Corpus Christi o la Navidad. En esta época el villancico se sofistica aún más añadiendo más voces a la polifonía, hasta ocho distribuidas en dos coros situados en diferentes partes de la iglesia y acompañamiento de violónarpa y órgano. El estribillo se hace más largo y complejo polifónicamente, mientras que como contraste las coplas se acortan y simplifican musicalmente. También se introducen algunos elementos dramáticos. Son músicos importantes de este período entre muchos otros Cristóbal GalánJuan Hidalgo y Sebastián Durón.

Siglo XVIII[editar]

En el siglo XVIII se produce una transformación significativa del género por influencia de la música vocal italiana que por entonces dominaba el panorama musical europeo. Los villancicos alteran su estructura tradicional introduciendo nuevas secciones musicales a imitación de la cantata, deviniendo en una sucesión de recitativos y arias da capo según el modelo de la ópera italiana.1​ Los de Antonio Soler, escritos durante la segunda mitad del siglo, son quizá los más recordados en la actualidad. En 1750 el rey Fernando VI suprimió los villancicos en la Capilla Real de Madrid, marcando el inicio de una lenta decadencia que se prolongará hasta el s. XIX.2

Evolución fuera de España[editar]

En Portugal fue también un género popular, denominado vilancete, principalmente poético. Cabe destacar las extensas colecciones de villancicos de Juan IV, llamado El Rey Músico.

En la América colonial el villancico siguió un desarrollo paralelo al de la península y fue valorado como medio evangelizador, incorporaba el lenguaje y ritmos de las formas locales, incluyendo con frecuencia palabras en idiomas indígenas, vocablos africanos o jerga de los dialectos europeos. Entre estos figuran los llamados villancicos de negro o negrillos en los que se imita el sonido de los dialectos africanos con onomatopeyas. Entre estos son particularmente conocidos los de Sor Juana Inés de la Cruz.

Otras formas tradicionales americanas derivadas del villancico son la jácara, el gallego y el tocotín. Entre los compositores americanos más notables figuran José de Loaiza y AgurtoManuel de Sumaya e Ignacio Jerusalén en Nueva EspañaManuel José de Quirós y Rafael Antonio Castellanos en GuatemalaJosé Cascante en Colombia y Juan de Araujo, y Tomás de Torrejón y Velasco en Perú.

Historia[editar]

Miles, Christmas Customs and Traditions, Their History and Significance,3​ Puer Natus Est Nobis es un canto gregoriano del siglo VI que se cantaba como introito de la tercera misa de la liturgia navideña. La melodía de esta composición fue usada posteriormente por el compositor inglés Thomas Tallis como parte de su misa de Navidad, en el siglo XVI. En los siglos IX y X, la secuencia de Navidad se populariza en la liturgia de los monasterios cistercienses. La primera adaptación de música profana popular a cantos religiosos se debe a Adán de San Víctor, monje francés del siglo XII, con la creación de un género mixto que posteriormente favorecería el uso de melodías populares como cantos navideños. En el siglo XII, en Francia, Alemania, y especialmente, en Italia, bajo la influencia de San Francisco de Asís se desarrolla una fuerte tradición de canciones populares en las lenguas vernáculas de cada región.4​ Los villancicos navideños en inglés aparecen por primera vez en una obra del año 1426 de John Awdlay, un capellán de Shropshire, quien da una lista de 25 canciones navideñas, probablemente cantadas por grupos de personas, bebedores de sidra, que iban de casa en casa.5

Las canciones que ahora conocemos como villancicos eran originalmente canciones cantadas en grupo durante celebraciones como las fiestas de la cosecha y en Navidad. Fue sólo posteriormente, que los villancicos fueron cantados en las iglesias y asociados específicamente con la Navidad.

El villancico como canción navideña[editar]

En el diccionario de la Real Academia Española la primera acepción de villancico, es el de canción popular, principalmente de tema religioso, que se canta en Navidad y en los días cercanos a esta fecha. Equivale a las palabras Christmas carol en inglés y noël, en francés.

La reforma protestante[editar]

La reforma protestante trajo como consecuencia un gran florecimiento de la composición musical religiosa. Los villancicos ganaron en popularidad después de la reforma en los países donde las iglesias protestantes tenían protagonismo (como es bien sabido Martín Lutero fue autor de villancicos y promocionó su uso en el culto). Esto fue una consecuencia dedel hecho que la Reforma Luterana acogía amablemente la música.6​ Por otra parte hubo una fuerte oposición inicial por parte de algunas denominaciones protestantes encabezadas por el calvinismo, que rechazaba cualquier forma superficial de culto. Durante el gobierno del puritano Oliver Cromwell en Inglaterra se llegó a prohibir toda celebración de la Navidad. Pero otras ramas del protestantismo favorecían el uso de la música en las celebraciones religiosas en detrimento de otras formas de devoción usadas por la Iglesia católica. Por este motivo en los siglos sucesivos se compusieron numerosos himnosmotetes y otras obras religiosas de muy diverso género, favoreciendo así la popularización de las canciones navideñas.

Villancicos en la música clásica[editar]

Entre 1680 y 1690, dos compositores franceses incorporaron villancicos en sus obras. Louis-Claude Daquin escribió 12 villancicos para órgano y Marc-Antoine Charpentier escribió algunas versiones instrumentales de villancicos, además de una obra coral importante “Messe de minuit pour Noël”. Otros ejemplos son:

En la actualidad en los países de habla hispana se llama villancico a un amplio conjunto muy heterogéneo de composiciones musicales populares de muy diverso origen, época y estilo.

En el siglo XVIII, la última época en la que el villancico se cantaba todavía en las celebraciones religiosas, este se fue quedando relegado a la celebración de festividades navideñas. Por este motivo el villancico quedó en la memoria popular como un género de canción específica de la Navidad, pasando a denominar por extensión a toda canción de temática navideña.

Canciones populares en España y otros países de habla hispana son:

Pero además de estos hay muchas canciones navideñas conocidas local e internacionalmente:

Gran Bretaña y países de habla inglesa; Christmas carol

En la Inglaterra del siglo XV se comenzó a desarrollar un género musical llamado carol (del francés carole y este del latín coralus) que tenía su origen en bailes populares de los siglos XII al XIV que, de forma similar a los villancicos ibéricos, se interpretaban fuera de la liturgia religiosa en celebraciones tales como la época de la cosecha y también la Navidad. Originariamente se cantaban de puerta en puerta a cambio de una pequeña donación, de forma similar a la tradición española del aguinaldo, y también se cantaban en los campos de cultivo para propiciar una buena cosecha. Posteriormente se incorporaron a las celebraciones religiosas, y pasaron de este modo, en la cultura inglesa, a denominar a toda canción navideña. En su forma original el carol alterna una parte coral con un estribillo bailable y era cantado. Estas composiciones tienen su origen en ocasiones en composiciones medievales muy antiguas, lo que les confiere una cadencia y musicalidad particular que se asocia en el mundo anglosajón con la Navidad.

Canciones populares en Gran Bretaña y otros países de habla inglesa son:

Véase también[editar]

Referencias[editar]

    1. Volver arriba↑ A. Torrente, La modernización/italianización de la música sacra (2015) Artículo sobre la italianización de los villancicos a principios del s. XVIII
    2. Volver arriba↑ A. Torrente, “Misturadas de castelhanadas com o oficio divino”: la reforma de los maitines de Navidad y Reyes en el siglo XVIII (2010) Artículo sobre la supresión de los villancicos en España y América en el siglo XVIII
    3. Volver arriba↑ Dover Publications, 1912, página 32
    4. Volver arriba↑ Miles, pp. 31–37
    5. Volver arriba↑ Miles, pp. 47–48
    6. Volver arriba↑ Música Protestante, http://www.museeprotestant.org/en/notice/protestant-music/
  • Historia de la Música en España e Hispanoamérica. De los Reyes Católicos a Felipe II, Maricarmen Gómez (ed.). Madrid-México D.F., Fondo de Cultura Económica, 2012 (Cap. I-II). ISBN 978-84-375-0677-7

Enlaces externos[editar]

 

En sucesivas entregas seguiremos dando ideas que estimamos útiles.

 

 

El cancionero de La Sablonara

Apenas pasado un mes desde la muerte del espléndido escritor, Juan Goytisolo, leíamos en http://ctxt.es/es/20170531/Culturas/13102/Juan-Goytisolo-Sanjuana-Mart%C3%ADnez-CTXT-Marrakech.htm una entrevista que le hizo en Marrakesh la periodista mejicana Sanjuana Martínez. En ella se resaltaba una frase de dicho escritor: “He dedicado muchísimo tiempo a saberes poco rentables como aprender el árabe dialectal o el turco”.

Los adictos a la reposada reflexión temprana no hemos podido evitar un oportunista traslado de esa idea del valor de lo poco rentable a nuestra propia adicción a la música coral como aficionados dentro del modestísimo contexto de quienes dedican a ella una moderada parte de su tiempo libre.

Dentro de este contexto, quienes somos adictos a la historia de la música en el aspecto de la representación original de las partituras podemos disfrutar con la digitalización hecha por el Münchener Digitalisierung Zentrum Digitale Bibliothek de los Chorbücher und Handschriften in chorbuchartiger Notierung de la Bayerische StaatsBibliothek que contiene 221 títulos.

Igualmente, aunque disponemos de la edición crítica de Judit Etzion, tenemos acceso al original del Cancionero de la Sablonara  al que queremos referirnos después de haber hablado en entradas antiguas de los cancioneros de Palacio, Uppsala y Medinaceli.

De dicho cancionero, para comenzar, podemos disfrutar de la primera canción: A la dulce risa del alua (En el original, según era costumbre de la época las voces se colocaban en sucesión):

La partitura en notación moderna puede verse en esta transcripción histórica (Madrid 1916), de Jesús Aroca:

Por último se puede escuchar esta interpretación:

 

 

 

(“A la dulce risa del alba”,Cancionero de la Sablonara –  Mateo Romero  (1575 – 1647)

Carlos Mena  – Contratenor.  Andoni Mercero, violin barroco. Francisco Aguilo, violone. Elies Hernandis, sacabuche. Simeon Galduf, sacabuche. Manuel Vilas, arpa de dos ordenes. Carlos Oramas, guitarra barroca. Pedro Estevan, percusión. Juan Carlos de Mulder, archilaúd, y guitarra barroca.

CAMERATA IBERIA – Dirección JUAN CARLOS DE MULDER)

 

 

 

Una incursión relajante: música morisca

El descanso estival no tiene por qué contraponerse a una relajante reflexión, a una meditada lectura o una sentida escucha de música relajante.

Puesto que entra dentro de lo probable que tengamos que bucear próximamente en nuestras más clásicas partituras de la música antigua que siempre hemos disfrutado, andábamos dando vueltas a lecturas y audiciones de nuestro repertorio relacionado con ellas. Siempre es un descanso huir de los omnipresentes y machacones “Despacitos” para dedicar unos minutos al reposo de las melodías más veteranas.

En ese contexto recordábamos cómo en nuestro último viaje hacia Orense escuchábamos las instructivas explicaciones de Antonio sobre los moriscos. Mientras intentábamos ilustrarnos sobre la música de nuestro siglo de oro, a través, especialmente, de las interpretaciones de Jordi Savall y su grupo “Hesperion XXI”, nos encontramos este vídeo con el título “Danzas moriscas y música de la diáspora sefardí”. Podéis disfrutar de once minutos de música relajante en

(DANZAS MORISCAS Y MÚSICAS DE LA DIÁSPORA SEFARDÍ – Concierto de Jordi Savall.

Intérpretes:

– Jordi Savall (Viola de gamba).

– Rolf Lislevand (Tiorba y guitarra barroca).

– Arianna Savall (Arpa).

– Pedro Estevan (Tambor).

Obras:

– (0:15) “Alba” (Castellón de la Plana, España).

– (3:16) “A la una yo nací” (Sefardí, Sarajevo)

– (5:36) “Danza de las espadas” (Galicia, España), S. XIII.

– ¿? (7:43) “Moresca, Danza ritual” (Arábigo-andaluza).

Grabado en la Iglesia de Plouaret, el 13 de octubre de 2002, dentro del Festival de Música Antigua de Lanvellec).

 

Séaos propicio y venturoso este verano.

Pausa relajante y enriquecedora.

Arde Madrid mientras en nuestros ensayos intentamos concentrarnos en la belleza de las notas conjuntadas de las canciones que repasamos o aprendemos para nuestro aprendizaje o para futuras actuaciones.

No ha sido escaso el trabajo realizado a lo largo de los últimos meses ni pequeñas las satisfacciones obtenidas con el mismo dentro de esta voluntaria actividad con la que hemos elegido ocupar parte de nuestro tiempo libre. Con todo ello nos enriquecemos y nos relacionamos con quienes comparten nuestros intereses y nuestros gustos tanto dentro de nuestro grupo como en nuestro entorno.

Nos permitiremos un merecido descanso en nuestros ensayos mientras programamos sucesivas actuaciones y afianzamos aprendidas enseñanzas. Sabemos bien que con ello  mantenemos satisfactoriamente ese impulso enriquecedor a lo largo de tantos años de empeño en nuestra afición coral en tanto comprobamos también cómo se ha ensanchado el ámbito de nuestra capacidad de disfrute de la música que escuchamos.

No dejaremos en lo posible de servirnos de estas páginas para mantenernos en contacto y comunicar cuanto pueda sernos provechoso para nuestra próxima actividad que retomaremos en breve.

Disfrutemos provechosamente con este relajante receso.

Una obligada referencia adicional al grupo Ibérico mencionado el día ocho de este mes.

Hemos hecho referencia al buen hacer del Grupo Ibérico en su actuación en la Iglesia de Villaamil, pero no nos fue posible mencionar el éxito obtenido en el Oratorio Caballero de Gracia.

Para hacer en cierta medida justicia a ese hecho dejamos aquí una muestra del evento con esta grabación de la “Villanesca, de Granados”:

https://www.dropbox.com/sh/b5vdzpnzz5gcxqc/AADMavODYyehq1YbVQOKbI0da?dl=0&preview=Villanesca+Oratorio+2017.mp4

Es indudable, a pesar de los inconvenientes de la grabación en directo, que estamos ante un grupo de categoría que se van superando cada vez más.

Un dúo sobresaliente: Javier Bergia y Begoña Olavide, guitarra y salterio.

Son muy variados los motivos que nos impulsan a dejar unas líneas musicales dentro de estas páginas concernientes a la actividad de nuestra coral Ciudad de los Poetas. Normalmente dan cuenta de actuaciones o preparaciones de las mismas, así como del repertorio relativo al aprendizaje en que solemos  ocuparnos con vistas a posibles conciertos a lo largo del año.

Sin embargo, este humilde cronista de nuestras andanzas e intereses no ha podido evitar una mención a un concierto que de alguna manera le afecta y que, también, tangencialmente, tiene una pequeña relación con el nombre de la coral Valdeluz con la  que recientemente hemos compartido escenario en nuestra anual celebración de la “Primavera de la Música”.

En efecto, el colegio Valdeluz, inauguró su primer curso en las cercanías del Barrio del Pilar, todavía en plena construcción, el año 1968 tras un curso puente en un local alquilado del citado barrio. Provenía de un colegio anterior que, con el nombre de “San Pablo” había cerrado sus aulas entre las calles Valverde  y Barco, el año 1966.

Quien escribe estas líneas, antiguo alumno del “San Pablo” durante los años cincuenta del pasado siglo, coincidió también como profesor en el “Valdeluz” a lo largo de sus primeros años de funcionamiento. De entre los incontables alumnos de entonces conserva memoria de un nombre: Javier Bergia. Perdónensenos  tan personalísimas puntualizaciones que no tienen otro objeto que ambientar la noticia subsiguiente que, por extraña casualidad nos sobrevino desde lo siguiente:

En el periódico “Nueva Alcarria” aparece la notificación de un concierto de Javier Bergia y Begoña Olavide:

“Este viernes, concierto de Javier Bergia y Begoña OlavideOrganizado por la Fundación Siglo Futuro se celebrará en el centro cultural de Ibercaja: Viernes 16 de junio: Ciclo: Músicas emocionarias. Concierto: “A los poetas, burlesco y otras hierbas”. JAVIER BERGIA & BEGOÑA OLAVIDE. Músicos y cantautores de proyección internacional.
Centro Cultural Ibercaja. Calle Doctor Fleming 2. 20 horas. Entrada libre.
Burlesco es el resultado del afortunado encuentro que une a estos dos autores e intérpretes de trayectoria y naturaleza convergente, que proponen para la ocasión, una selección de poemas con carácter satírico burlesco (Quevedo, Bretón, Valle-Inclán, Juan Ruiz “Arcipreste de Hita”, Góngora, y música original para voz, salterio, guitarra, cistro, mandolina, zanfona, gaita, violín, rabel, bajo, acordeón, piano, batería y percusión.”

Ya en EFE EME habían notificado esa colaboración entre ambos el año pasado:

“Javier Bergia y Begoña Olavide publican “Burlesco”. 18 septiembre 2016 Autor:EFEEMEjavier-bergia-begona-olavide-18-09-16 Javier Bergia y Begoña Olavide publican el 27 de octubre el segundo disco que han grabado juntos: “Burlesco”. Ellos mismos nos lo presentan:

“Los Textos:

A la hora de componer la música de este nuevo trabajo, acudimos a los autores españoles, poetas universales, que representan con rotunda autoridad el género literario que da título a este disco:

Francisco de Quevedo y Villegas, Sebastián de Horozco, Manuel Bretón de los Herreros, Luis Vélez de Guevara, Ramón María del Valle-Inclán, José Iglesias de la Casa, Gil Vicente, Juan Ruiz “Arcipreste de Hita”, Baltasar del Alcázar, Luis de Góngora y Argote.

La Música:

Burlesco es el resultado del afortunado encuentro que une a estos dos autores e intérpretes de trayectoria y naturaleza convergente, que proponen para la ocasión, una selección de poemas con carácter satírico burlesco y música original para voz, salterio, guitarra, cistro, mandolina, zanfona, gaita, violín, rabel, bajo, acordeón, piano, batería y percusión…

Contenido de “Burlesco”:

1 Con su pan se lo coma, 3’32’’. Francisco de Quevedo y Villegas

2 Más tenéis que una galleta, 2’55’’. Sebastián de Horozco

3 Me casaría contigo, 3’58’’. Manuel Bretón de los Herreros

4 Mucho faz el dinero, 4’42’’. Juan Ruíz “Arcipreste de Hita”

5 Rosa del sol, 4’03’’. Ramón María del Valle-Inclán

6 La pobreza y el dinero, 3’53’’. Francisco de Quevedo y Villegas

7 Dios me libre, 7’07’’. Manuel Bretón de los Herreros

8 Dicen que me case yo, 3’10’’. Gil Vicente

9 A un hombre muy flaco, 4’59’’. Luis Vélez de Guevara

10 Y digan que yo lo digo, 4’22’’. Luis de Góngora y Argote

11 Rosa del reloj, 4’01’’. Ramón María del Valle-Inclán

12 Es un grande majadero, 3’16’’. José Iglesias de la Casa

13 Tres cosas me tienen preso, 4’34’’.  Baltasar del Alcazar

14 Solamente un dar me agrada, 2’49’’. Francisco de Quevedo y Villegas

Naturalmente no quisimos perdernos dicha actuación y, en consecuencia, podemos dar fe de la maestría del dúo Bergia, Olavide; guitarra y salterio, en la magistral interpretación de esos poemas.  Una muestra de la obra “Burlesco” puede verse en

Del disco anterior del dúo “De un tiempo a esta parte” se puede escuchar

También merece la pena ver esta actuación que incluye también a nuestro buen vecino Pablo Guerrero:

No estará de más, para acabar, llamar la atención sobre la excelente conjunción de las voces de los dos artistas.

Un ejemplo siempre útil para quienes, como nosotros, intentamos actuar como un coro:

Diferentes voces cantando como una sola.

Un concierto memorable del Grupo Ibérico

La vida activa de una coral como la nuestra no se agota en los aspectos puramente individuales que implican los proyectos, los ensayos, las actuaciones y actividades relativas a todo ello en conjunto. De hecho, al hilo de la crónica que hemos hecho ayer de nuestra celebración de la Primavera de la Música este año, es de justicia reseñar los momentos posteriores de convivencia de las dos corales implicadas en el acto, que, con la irremplazable cooperación del IES Ciudad de los Poetas, tuvimos oportunidad de desarrollar todo el tiempo disponible tras la actuación.

Del mismo modo, es frecuente que las actividades de la coral impliquen actuaciones de los propios componentes en diversos ámbitos que conciernen a la Federación Coral, a participaciones en conciertos extraordinarios a los que se nos invita, o a otras intervenciones imprescindibles para la logística de una agrupación –aun tan humilde como la nuestra.

Con estas puntualizaciones queremos justificar la entrada de hoy, referente a la actuación del “Grupo Ibérico”, un grupo musical de los conocidos como “de pulso y púa”, perteneciente a la Asociación Laudística Española (ALE) en que interviene muy significativamente un miembro de nuestra coral. Aunque alguna vez hemos intentado alguna colaboración esporádica entre ambos grupos  la verdad es que no nos ha sido posible mantenerla en el tiempo debido a que los ámbitos de aplicación musical de los dos son significativamente diferentes. Pero ello no quita que sigamos con sumo interés y no pequeño provecho las actividades musicales del mencionado grupo.

En estas líneas queremos dejar mención expresa al concierto del pasado día 8, que se repetiría también el día siguiente en el histórico madrileño Oratorio de Santa María de Gracia.

Como prueba de su buen hacer no parece haber otro modo que dejar aquí una pequeña muestra de su actuación con el “Largo de Xerxes”, de Händel. La grabación está hecha en directo sin disposición especial y con los ruidos inevitables de fondo (Se puede reproducir con el “Music Player for Google Drive”):

https://drive.google.com/file/d/0B1xOvcv8ZiXxTENBTlZ6MjBLU3M/view?usp=sharing

Quede aquí constancia de nuestro agradecimiento por los excelentes momentos de que  su buen hacer nos permitió disfrutar.

 

 

XXVI Primavera de Música 2016 Ciudad de los Poetas.

Aun con unos días de retraso debido a dificultades imprevistas, no podemos olvidar la noticia, ya obligada de todos los años, referente a la celebración de nuestra anual “Primavera de Música” que por vigésima sexta vez  hemos celebrado el pasado sábado, día 10 de junio.

Nuestra Coral, Ciudad de los Poetas, interpretó :

Gabriel’s Oboe, Bless the Lord,  Hallelujah (Cohen), Naranjitay,  Negra sombra, , El Café de Chinitas y Habaneras de Cádiz.

La Coral Valdeluz cantó, entre otras:

Il Bianco e Dolce Cigno ,  Hodie nobis coelorum rex, The Lord bless you and keep you ,  Salve Regina , Suite Nordestina, Date la vuelta, El Abanico (habanera), y Alma llanera.

Si entráis en

https://drive.google.com/open?id=0B1xOvcv8ZiXxU3lsQ0hVS2tHYzg  podréis escuchar la toma en directo de nuestra actuación (Tenéis que utilizar un reproductor compatible como el “Music Player for Google Drive”, accesible con el botón derecho del ratón sobre el enlace ).

Y en

https://drive.google.com/open?id=0B1xOvcv8ZiXxZmdzVDRWeW9ucUk tenéis la actuación de la Coral Valdeluz y las dos canciones conjuntas.

Disfrutadlo.